Las multas de velocidad crecen desde el primer mes que entró en vigor la Ley

Las multas de velocidad captadas a través de los radares móviles de la Guardia Civil han aumentado desde el primer mes que entró en vigor los 110 km/h en comparación con enero y febrero.
Si entre enero y febrero de este año se cursaron un total de 118.916 denuncias por los radares móviles, entre marzo -mes en el que entró en vigor el nuevo límite de velocidad- y abril se cursaron un total de 138.382 multas, lo que implica un aumento de más del 16 por ciento respecto a los dos meses anteriores, según el boletín estadístico de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. Este aumento contrasta con la cifra que ofreció la DGT sobre las multas impuestas por los radares fijos. Tráfico afirmó en abril que en marzo las multas de velocidad habían caído un 47 por ciento en comparación con la media de las detectadas en las tres semanas precedentes. El subsecretario del Ministerio de Interior, Justo Zambrana, ha subrayado este jueves que las multas llevan "disminuyendo" desde que se impuso la medida y solo han comenzado a aumentar, un 8 por ciento, la última semana de mayo. Esto no ocurrió, sin embargo, en el caso de las multas impuestas por los agentes de la Guardia Civil, que utilizan radares móviles. En marzo, se cursaron 72.813 multas captadas por radar, un 7,6 por ciento más que las que se habían cursado en febrero, cuando el límite en autovía y autopista era todavía de 120 kilómetros por hora. De esas denuncias cursadas se llegaron a notificar 40.996 multas, un 3,7 por ciento más que en febrero.