Las multas de la DGT por velocidad caen un 10,8% hasta septiembre, mientras aumentan las de uso del móvil

Imagen de radar de un control de la DGT.
Se reducen también sanciones por alcohol y el no uso de cinturón
La Dirección General de Tráfico (DGT) ha impuesto este año, entre enero y septiembre, un 10,8 por ciento menos de multas de velocidad que en el mismo periodo del año anterior, mientras que las sanciones por usar el teléfono móvil al volante han aumentado un 3,7 por ciento, según datos facilitados por Tráfico a Europa Press. También se redujeron las multas por alcohol (un 2%) y no uso del cinturón/sistemas de retención infantil (un 3,2%).   

En cuanto a número de denuncias, la causa más frecuentes de sanciones sigue siendo la velocidad, que representa el 54 por ciento de todas las multas, seguido de las sanciones por el uso del móvil al volante (un 16,6% del total), el no uso del cinturón de seguridad (un 16,2%) y superar la tasa permitida de alcohol (un 13%).   

Hasta septiembre, la DGT impuso 312.590 multas por velocidad, que implican la retirada de 737.218 puntos de carné, 106.118 menos que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, aumentó el número de denuncias por usar el móvil. En total, la DGT formuló 96.281 multas por este motivo, que suponen la retirada de alrededor de 288.840 puntos a conductores, unos 10.480 puntos quitados más que en el mismo periodo del año anterior.   

Mientras, los agentes de la Guardia Civil formularon 75.463 multas a conductores que superaban la tasa permitida de alcohol, lo que implica la retirada de 357.676 puntos de carné, 8.882 menos que en 2011. En cuanto al uso del cinturón, en ese periodo la DGT impuso 93.649 denuncias, lo que supone 280.947 puntos de carné retirados, 9.288 menos que en el mismo periodo del año anterior.   

En total, 556.429 conductores fueron multados en los nueve primeros meses del año por motivo de la velocidad (35.120 conductores multados menos), el alcohol (1.305 menos), el cinturón (2.910 menos) o el móvil (3.375 más), lo que implica una reducción general de conductores multados del 6 por ciento en relación al mismo periodo del año anterior.