Las medidas de ajuste reducirán el crecimiento “unas décimas”

Previsión para 2011. La vicepresidenta Salgado reconoce que pueden suponer “una menor actividad en el sector público”. Persisten las dudas. Afirma que “no hay ningún estudio para subir los impuestos”
AGENCIAS

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, admitió ayer que las medidas de ajuste adicional, al suponer “una menor actividad del sector público”, pueden “tener un efecto en el crecimiento” de la economía española. Por ello, el Gobierno revisará “a la baja en unas décimas” su previsión de crecimiento para el año 2011, que era del 1,8% del PIB. “¿Cuántas? Lo veremos en los próximos días porque estamos haciendo una evaluación lo más amplia posible”, dijo.

Junto a esto, la ministra insistió en que no hay “ninguna propuesta” ni “ningún estudio concreto” por parte del Gobierno para subir impuestos y resaltó que las medidas adicionales para reducir el déficit no se basan en un aumento de los ingresos sino en una “reducción del gasto público”. Salgado hizo estas precisiones al ser preguntada por las declaraciones de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, que afirmó ayer que el Gobierno no descarta subir los impuestos a las rentas más altas, medida que actualmente “se está evaluando”.
“Nada está excluido, pero en este momento no hay ninguna propuesta ni tampoco ningún estudio concreto”, resaltó la vicepresidenta económica al ser preguntada por las palabras de De la Vega, que aseguró que “por supuesto” había leído. “El presidente y yo misma hemos tenido oportunidad de decir que las medidas adicionales las estamos haciendo y planteando como reducción del gasto público”, insistió Salgado. “Hemos querido presentar todo un conjunto de medidas en base a esa reducción que habíamos anunciado del gasto del conjunto de las administraciones y por tanto eso es lo que hemos anunciado y eso es lo que hemos presentado”, explicó. Además, la vicepresidenta segunda subrayó que “un decreto ley no puede nunca contener medidas fiscales” y que lo que el Gobierno está preparando para mañana, jueves, es un decreto ley.

Por otro lado, los severos ajustes fiscales anunciados por España y Portugal para restablecer la confianza de los mercados y contribuir a la estabilización de la zona euro pasaron ayer sin reservas por el Consejo de ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin). Tras su presentación a los miembros de la zona euro (Eurogrupo), todos los socios europeos escucharon las explicaciones de las autoridades españolas y portuguesas, que desgranaron las medidas de austeridad anunciadas en ambos países para acelerar la reducción de sus respectivos déficit públicos. Según fuentes diplomáticas españolas, ninguna delegación pidió la palabra después de que el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, comunicara en nombre de España los recortes previstos para 2010 y 2011.