Las Madres de Plaza de Mayo siguen con su lucha 37 años después

La integrante Nora Cortiñas en la USAL (Foto:F.Rivas)

Una de sus míticas integrantes, Nora Cortiñas, visita Salamanca y habla de su compatriota el Papa Francisco, al que pide apoyo para que se conozca la verdad de la dictadura argentina

Una integrante de Las Madres de Plaza de Mayo, Nora Cortiñas, ha pedido al Papa Francisco que “haga ahora todo lo que no hizo de sacerdote, monseñor y obispo” para que se conozca todo lo que ocurrió con los desaparecidos durante la dictadura “cívico-militar-eclesiástica” que vivió Argentina.

 

Cortiñas, que ha atendido a los medios antes de impartir una conferencia sobre Las Madres de Plaza de Mayo en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca, ha añadido sobre la figura del pontífice argentino que “miró para el costado” durante años y “poco ayudó” para dar luz a lo que se vivió durante la represión.

 

“Tiene la oportunidad de pedir que se abran ahora los archivos de la Iglesia Católica” y de “ocuparse de la gente torturada, presa, desaparecida” que fueron víctimas de la dictadura argentina y de los modelos de represión en otros puntos del mundo, ha indicado durante su comparecencia. Además, ha animado a que el Papa Francisco afronte la situación de desigualdad y de pobreza que se viven en el mundo y le ha invitado a que lidere la propuesta de que “el Vaticano, que es muy rico, reparta su riqueza”.

 

Sobre la actividad que llevan a cabo Las Madres de Plaza de Mayo, que superan en su totalidad los 80 años de edad cada una de ellas, ha señalado que “caminan lento” pero que “siguen adelante” para que se sepa lo que ocurrió , se abran los archivos judiciales y se investigue dónde están los cadáveres de los activistas políticos que desaparecieron.

 

Asimismo, Nora Cortiñas ha mostrado su satisfacción durante su visita a Salamanca porque Las Madres de Plaza de Mayo cuentan con el apoyo para “recoger la bandera de la lucha” después de 37 años por los hermanos de las personas desaparecidas y también de los hijos de algunos de los represaliados.