Las localidades del Bajo Tiétar cuentan cada vez con menos servicios médicos

Localidades como Lanzahíta, Pedro Bernardo, Mijares y Gavilanes tienen cada vez más carencias en servicios médicos. El Secretario General del PSOE de Ávila, Tomás Blanco, ha denunciado la encubierta reducción de facultativos que se está produciendo de hecho en la zona de salud del Bajo Tiétar

La citada zona de salud la conforman los municipios de Mijares, Gavilanes, Pedro Bernardo y Lanzahíta, además de atender a la pedanía de la Higuera perteneciente a la localidad de Mombeltrán.

 

Hasta hace poco tiempo cada uno de los pueblos en cuestión tenía su facultativo en los consultorios de las localidades desde las nueve de la mañana hasta el mediodía, dependiendo del número de pacientes. Después era el Centro de Lanzahíta el de referencia para cualquier urgencia. Durante la noche los médicos de los cuatro municipios  rotaban para que siempre hubiera un doctor de guardia y al día siguiente doblaban su turno para estar a las 9h en su consultorio local.

 

Al producirse la amortización de un facultativo tras una jubilación , la zona cuenta con un médico menos para atender la consulta ordinaria, esto sumado a la libranza obligatoria de las guardias de 24h, la cobertura de días de libre disposición y vacaciones (que en algunas ocasiones no son cubiertos por un suplente ) supone una acumulación de trabajo a los profesionales que ejercen en la zona, teniendo que abandonar la consulta de un pueblo a media mañana para hacerse cargo de los pacientes de otro pueblo que por los motivos antes mencionados no cuentan con su médico habitual.

 

Esto situación empeora notablemente la calidad y la periodicidad de la atención, ya que un número menor de profesionales tiene que hacerse cargo de la misma población incluso cuando ésta aumenta de forma considerable como en periodos vacacionales.

 

“El hecho es que los ciudadanos se encuentran cada vez más desprotegidos, con más problemas y con más miedo de que ocurra algo y no haya un médico lo suficientemente cerca para poder acudir” señala Tomás Blanco. “Un despropósito que va creciendo oculto tras cifras ofrecidas por la Administración Regional pero que no son reales”.