Las Legumbres de Calidad respiran por el mantenimiento de la ayuda para el periodo 2014 - 2020

El director técnico de este organismo, Nicolás Armenteros, revela que de no haberse mantenido esta subvención de un millón de euros , el sector hubiera tenido "un gran problema".

El sector de las legumbres en Salamanca y Castilla y León está de enhorabuena y ya respira tranquilo después de conocer la decisión del mantenimiento de la ayuda de un millón de euros del Plan de Calidad que propone el Ministerio y que ofrece mejores garantías de cara al futuro.

 

"La verdad es que tuvimos nuestras dudas de la conservación de estas subvenciones para el periodo 2014 - 2020, pero finalmente, el reparto de la PAC inlcuye esta línea de ayudad que comenzó en 2010 y que ha sido fruto también de nuestro trabajo y nuestra insistencia". Así lo reconoce el director técnico de la asociación Legumbres de Calidad, Nicolás Armenteros, quien destaca además que esta actuación la "hemos hablado con la Junta de Castilla y León en muchas ocasiones porque somos una de las regiones más beneficiadas en este apartado por nuestras múltiples figuras de calidad y en Salamanca ocurre lo mismo".

 

Así, esta ayuda de un millón de euros se reparte, a priori entre las 10.000 hectáreas sembradas de estos cultivos en España, siendo una estimación ya que hay años que no se cumple esta superficie y otros que se sobrepasa. "En caso de que sean 10.000 las hectáreas, corresponden 100 euros por cada una de ellas pero si son más o menos se prorratean y ha habido ejercicio que se han cobrado incluso menos de 80 euros", añade Armenteros.

 

SITUACIÓN DE LENTEJA Y GARBANZO

 

Por otro lado, en lo que se refiere al momento actual de la Lenteja de La Armuña y del Garbanzo Pedrosillano, Armenteros destaca que en el caso del garbanzo todo "se encuentra parado por temor a que ocurra lo de la campaña pasada cuando se produjo un gran retraso en la siembra como consecuencia de las precipitaciones. Si en un plazo de dos semanas la cosa no cambia, se puede producir una disminución de la superficie y ver alterada la producción total".

 

Ante esta situación es mejor "esperar a ver como suceden los acontecimientos relativos a la meteorología", reconoce.

 

Algunas parcelas de las zonas más bajas sí están afectadas por las cuantiosas lluvias (Foto: Chema Díez)

 

En lo que se refiere a la Lenteja, este exceso de agua no beneficia al cultivo "y aunque es pronto para poder establecer algún daño, es cierto que las zonas más bajas y de menor calidad ya están sufriendo las consecuencias de este tiempo y seguro que contarán con pérdidas de producción, pero en las zonas medias y buenas el aspecto de la lenteja es muy bueno", argumenta Nicolás Armenteros.

 

No en vano, si esta situación se prolonga durante mucho tiempo "puede haber más problemas en el resto, pero de momento tienen una buena presentación". En cuanto a la superficie sembrada, aún no se ha estimado pero superará las 1.000 hectáreas apra mantener la estabilidad de otras campañas.