Las hipotecas sobre viviendas cayeron un 23,7 por ciento en julio, por debajo de la media española (-42,7%)

En Ávila fueron 64 las fincas hipotecadas, por un valor de 8,94 millones de euros

El número de hipotecas constituidas sobre viviendas en Castilla y León se situó en 848 en el mes de julio, un 23,7 por ciento menos que en el mismo mes de 2012 (-42,7 por ciento en España), según los datos difundidos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

 

   No obstante, se trata de la menor caída en términos interanuales en comparación con el resto de las comunidades autónomas. En comparación con el mes anterior, la evolución de las hipotecas constituidas sobre viviendas fue positiva en Castilla y León (39,0 por ciento), la tercera mejor evolución a nivel nacional, tras Galicia (64,0 por ciento) y País Vasco (61,7 por ciento), y por encima de la media (-2,0 por ciento).

 

   Por su parte, el capital prestado en Castilla y León para la constitución de hipotecas sobre viviendas ascendió a 77,51 millones de euros, un 20,9 por ciento menos que en julio de 2012, frente a un -42,2 por ciento en España. En comparación con junio de 2013 se ha producido un incremento del 45,5 por ciento (0,7 por ciento en el resto del país).

 

   En total y según los datos aportados por el INE, los ciudadanos de Castilla y León hipotecaron durante el mes de julio 1.413 fincas, tanto rústicas como urbanas, por valor de 136,87 millones de euros. En concreto, se hipotecaron 1.274 fincas urbanas por un valor de 114,90 millones de euros y se constituyeron 139 hipotecas de fincas rústicas por 21,96 millones de euros.

 

   León fue la provincia en la que se hipotecaron más fincas en julio de 2013, con un total de 259 por un valor de 24,79 millones. Le siguen Segovia (253 fincas por 27,46 millones) y Valladolid (216 fincas por 19,22 millones).

 

   Por debajo de las 200 fincas hipotecadas se situaron el resto de las provincias de Castilla y León: Burgos (199 fincas por 26,16 millones), Palencia (186 fincas por 11,58 millones), Salamanca (156 fincas por 12,72 millones), Ávila (64 fincas por 8,94 millones), Zamora (55 fincas por 3,41 millones) y Soria (28 fincas por 2,54 millones).

 

   En concreto, de las 1.274 fincas urbanas hipotecadas ese mes 848 eran viviendas, por un capital de 77,51 millones de euros; 41 eran solares, por un capital de 4,42 millones de euros, y 385 eran catalogadas como "otras urbanas", por 32,97 millones de euros.

 

   El mayor capital de las fincas urbanas hipotecadas en julio correspondió a los bancos (102,84 millones correspondientes a 1.105 fincas hipotecadas), seguidos de las otras entidades (12,05 millones correspondientes a 169 fincas).

 

   Por su parte, el mayor capital de las fincas rústicas hipotecadas en julio de 2013 correspondió a las otras entidades (13,20 millones correspondientes a 64 fincas hipotecadas), seguidas de los bancos (8,75 millones correspondientes a 75 fincas).

 

   Por último, en julio de 2013 se cancelaron registralmente en Castilla y León un total de 2.294 fincas (109 fincas rústicas, 1.333 viviendas, 93 solares y 759 "otras urbanas").