Las farmacias de la Comunidad ofrecen un plan integral para perder peso

Para perder peso de forma saludable hay que comer todo tipo de alimentos y practicar ejercicio de forma regular
La campaña 'Cuida tu línea con salud' recorre estos días las oficinas de farmacia de Castilla y León para ofrecer a los ciudadanos programas de control del sobrepeso que incluyen dieta, ejercicio y plantas medicinales.

Según han informado los organizadores de la iniciativa en un comunicado remitido a Europa Press, este programa arrancó en Valladolid con una charla a la que asistieron 65 farmacéuticos, respaldada por la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA) y el Centro de Investigación sobre Fitoterapia (INFITO).

Según un estudio elaborado por Infinito, uno de cada tres castellanoleoneses adultos está interesado en perder peso, aunque sólo uno de cada cinco se plantea hacer dieta.

"Para perder peso de forma saludable hay que comer todo tipo de alimentos y practicar ejercicio de forma regular; además, se puede añadir preparados de plantas medicinales de dispensación farmacéutica", asegura Beatriz Gómez, consultora de imagen que impartió la charla a los farmacéuticos en Valladolid.

Las investigaciones en este ámbito apuntan que más del 40 por ciento de los regimenes de adelgazamiento se basan en criterios poco saludables en los que las pérdidas de peso no son paulatinas ni incluyen carbohidratos, proteínas, lípidos, vitaminas y minerales.

Si se suprime alguno de los nutrientes, se pueden conseguir reducciones de peso repentinas, "pero casi siempre se recupera ya que el organismo reacciona provocando el llamado efecto yo-yo", advierten los expertos.

Por su parte, los regímenes proteicos a base de batidos, barritas y sobres son las más populares en el mercado de los productos creados para para favorecer el adelgazamiento.

Otras de las dietas preferidas son aquéllas basadas en la supresión de ingestas como el desayuno y la cena, con un 13 por ciento de seguidores entre el público objetivo, que solo en un 38 por ciento de los casos sigue las indicaciones de un profesional sanitario.