Las farmacias de Castilla y León inician una campaña divulgativa sobre la fibromialgia

El presidente del Consejo de Farmacéuticos de Castilla y León y la presidenta de la Federación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de Castilla y León

El Consejo de Farmacéuticos de Castilla y León y la Federación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de la comunidad suscriben un convenio de colaboración para apoyar a los afectados por la enfermedad. La complejidad de estas patologías hace necesario un estrecho seguimiento farmacológico y la constante actualización de los profesionales farmacéuticos.

DICYT 

 

El presidente del Consejo de Farmacéuticos de Castilla y León, Jesús Aguilar, y la presidenta de la Federación de Fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica de Castilla y León, María del Juncal Marcos, han firmado hoy un convenio de colaboración para apoyar a los afectados por esta enfermedad y sus familiares, así como para hacer llegar a la población las experiencias de estos pacientes y la información necesaria para ayudar a la detección y tratamiento de esta patología.

 

El convenio se iniciará con una serie de actuaciones formativas, conferencias y cursos, dirigidas a los profesionales farmacéuticos, para actualizar sus conocimientos sobre estas enfermedades y darles a conocer los resultados de los estudios de investigación que se realizan en la actualidad sobre ellas. Esto posibilitará, entre otras actuaciones, la realización de campañas sanitarias de educación sobre la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica desde todas las oficinas de farmacia de Castilla y León y la impartición de conferencias y charlas informativas dirigidas a la población en general.

 

La complejidad de la fibromialgia y el Síndrome de Fatiga Crónica, su amplia gama de síntomas, el desconocimiento de su etiología y la ausencia de marcadores biológicos que permitan su objetivación y evolución cuantitativa, constituye un entramado de dificultades que hacen del paciente una persona frecuentemente incomprendida y terapéuticamente insatisfecha. Con esta perspectiva, la atención que requiere el paciente con fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica es multidisciplinar.

 

El asesoramiento y seguimiento por parte del farmacéutico, apunta Aguilar, es “esencial” en estas patologías. Dada la inexistencia de un único tratamiento farmacológico que controle todos los síntomas, la condición crónica de la enfermedad y su frecuente comorbilidad, el paciente con Fibromialgia está habitualmente polimedicado, lo que implica la conveniencia de un seguimiento farmacoterapéutico especialmente estrecho, con particular énfasis en la adherencia al tratamiento prescrito y la prevención y detección de posibles interacciones farmacológicas y de efectos adversos.

 

Este convenio abre las puertas a la colaboración en otras acciones de atención farmacéutica como la posibilidad de integración de los pacientes afectados por fibromialgia y Síndrome de Fatiga Crónica en los programas de atención y seguimiento del paciente polimedicado, que se están desarrollando desde hace tiempo por las farmacias de Castilla y León, según la información del Consejo recogida por DiCYT.

 

Según María del Juncal Marcos, la OMS ha definido el dolor crónico como la mayor amenaza para la calidad de vida a nivel mundial. Uno de cada tres pacientes que padece dolor lo hace de manera permanente y de ellos algo más del 50 por ciento no consigue tener un adecuado control hasta pasados algo más de dos años. En este sentido, considera “muy positiva” la firma de este convenio ya que el papel del farmacéutico “puede ser clave para apoyar al paciente y mejorar su calidad de vida y, sobre todo, para cambiar con su información la percepción social que se tiene de estas enfermedades”.

 

Síntomas de fibromialgia

 

Los síntomas de la fibromialgia son dolor crónico (durante más de tres meses) persistente, que no remite significativamente con la administración de analgésicos convencionales (paracetamol, ibuprofeno, etc.) y que está distribuido por la mayoría del cuerpo, afectando al menos a tres de los cuatro cuadrantes. Dolor localizado en varios puntos distantes del cuerpo al mismo tiempo, que aumenta con la palpación y sensación permanente de fatiga, especialmente al levantarse, pero que no cede del todo a lo largo del día. Frecuentemente está acompañada de insomnio.