Las estaciones de esquí españolas encaran las últimas semanas de actividad invernal

Estación de esquí de Baqueira Beret

Algunas abrirán hasta el puente de mayo, en función de las condiciones meteorológicas.

Las estaciones de esquí españolas encaran las últimas semanas de actividad invernal con buenas condiciones por lo que el cierre, en la mayoría de ellas, llegará después de las vacaciones de Semana Santa, según informó, según la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (ATUDEM).


El favorable comportamiento de la meteorología este año ha provocado que algunas estaciones hayan anunciado que prolongan unas semanas más la apertura de su actividad para alegría de los esquiadores que podrán disfrutar de nieve hasta incluso primeros del mes de mayo.

La temporada de nieve empezó muy bien por las prontas y numerosas nevadas, y fechas clave como el Puente de la Constitución e Inmaculada, así como la Navidad, las estaciones de esquí estuvieron casi al completo registrándose cifras similares a temporadas altas de invierno.

La estación catalana de Baqueira Beret mantiene, gracias a su privilegiada orientación norte en la cordillera pirenaica, más de 3 metros de espesor de nieve en sus cotas superiores y se mantendrá abierta hasta el 21 de abril. El complejo del valle de Arán ofrecerá precios especiales para estos últimos días de esquí.

Para este último periodo de vacaciones de la temporada de esquí la estación abrirá 107 kilómetros de pistas y sus principales servicios estarán a pleno funcionamiento.

El mismo planteamiento se repite en las estaciones del grupo Aramón que además de descuentos presenta nuevos horarios. Panticosa, Valdelinares y Javalambre han marcado su fecha de cierre para el domingo 20 de abril, un día antes que Formigal y Cerler. El lunes 21 también será el último para las aragonesas Astún y Candanchú.

Las estaciones del Grupo Aramón tendrán disponibles 180 kilómetros esquiables y los centros invernales del grupo mantienen espesores de nieve que en las cotas altas de las estaciones oscenses se sitúan alrededor de los tres metros.

La cordillera penibética también presenta unas condiciones excepcionales tras las últimas nevadas que permitieron a Sierra Nevada abrir todo el dominio esquiable el fin de semana pasado. Por ello la estación granadina alargará la temporada hasta el lejano 4 de mayo.

La estación de esquí y montaña afronta las próximas semanas con la práctica totalidad del dominio esquiable abierto, más de 100 kilómetros de pistas con calidad de nieve primavera en todas las zonas, y un amplio programa deportivo y de ocio.

ALGUNAS A MEDIO GAS

Los complejos del grupo FGC tendrán una actividad desigual. La Molina abrirá con horario reducido durante este mes de abril, del mismo modo que Vall de Núria y Vallter cuyo está previsto para los días 21 y 22 respectivamente.

Port Ainé, sin embargo, dio por finalizada la temporada de invierno el pasado 3 de abril debido al desprendimiento en la carretera. Por su parte Masella, que también ha conseguido un buen estado de conservación de la nieve, alargará, aproximadamente un mes, el cierre de sus telesillas y remontes.

Distinta suerte han corrido las estaciones de la zona centro donde Navacerrada y La Pinilla se encuentran cerradas al público. El contrapunto en este sentido lo pone Valdesquí y Sierra de Béjar que esperan abrir hasta finales de mes, además de la estación indoor Madrid SnowZone con actividad los 365 días del año.

En la cordillera Cantábrica, Fuentes de Invierno y Valgrande-Pajares cuentan con suficiente innivación para mantener en activo sus instalaciones los días 11, 12 y 13, así como las festividades del 16 al 20 de abril.

Si las condiciones lo permiten, Alto Campoo, intentará reabrir esta Semana Santa después del cierre del fin de semana. Una semana más esperan alargar la temporada de esquí en Leitariegos, San Isidro y Manzaneda.

Por último, entre las estaciones de esquí nórdico, la navarra Roncalia y la oscense Llanos del Hospital cerrarán a últimos de abril.