Las entidades nacionalizadas e intervenidas trabajaban al inicio de la crisis con empresas endeudadas

Las entidades de crédito que han sido intervenidas y nacionalizadas trabajaban al principio de la crisis con empresas endeudadas y menos rentables, orientadas especialmente al sector inmobiliario y de la construcción, según el estudio 'Las relaciones bancarias de las empresas españolas' publicado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas).



MADRID, 7 (EUROPA PRESS)



El informe, que ha sido realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie) a partir de una muestra de más 235.000 empresas, destaca que las entidades que no han presentado necesidades de capital y aquellas que han conseguido el capital sin ayuda pública tienen menos relaciones con empresas del sector de actividades inmobiliarias.

Este tipo de entidades trabajaban con empresas menos endeudadas, más rentables, menos arriesgadas y con menor carga financiera de la deuda. Asimismo, están más orientadas a empresas del sector servicios y, especialmente, industrial.

El estudio muestra que la crisis ha impactado con "mayor virulencia" en la rentabilidad de las empresas que operan con entidades nacionalizadas e intervenidas. De este modo, pone de manifiesto que su rentabilidad es un 27,5% inferior a la de las empresas que trabajan con entidades que no necesitan capital.

Además, el aumento en el nivel de endeudamiento de las empresas que se produce a partir de 2007 es más intenso en las que trabajan con entidades nacionalizadas e intervenidas.

RELACIONES BANCARIAS

El informe determina que las empresas españolas operan en promedio con 1,85 entidades financieras, aunque la mayoría de las empresas (51,7%) trabaja con una sola entidad.

Por tipo de entidad financiera, los bancos concentran el 54,5% de todas las relaciones bancarias de la muestra de empresas analizada (51,7% corresponde a bancos nacionales y 2,9% extranjeros), mientras que las cajas de ahorros y las cooperativas de créditos tienen el 41,1% y 4,4% respectivamente.

Entre 2000 y 2010 las cajas de ahorros han aumentado su peso en el total de relaciones bancarias con las empresas en 8,4 puntos porcentuales (y las cooperativas de crédito en 1,9 puntos), mientras que el peso en el total de relaciones bancarias de los bancos se ha reducido en 10,2 puntos porcentuales.

Pese a ello, las cajas pierden 1,7 puntos porcentuales del total de relaciones de las empresas españolas entre 2009 y 2010, a lo que podría haber contribuido el proceso de restructuración. La duración media de las relaciones bancarias de las empresas españolas es de 4,6 años.

El 27,7% de las empresas lleva trabajando menos de dos años con las entidades con las que tienen relaciones bancarias, un 32,4% entre 2 y 5 años, y solo un 2% presenta una duración media superior a 13 años.

SECTORES

Por sectores, la industria tiene un mayor número de relaciones bancarias (2 en promedio), seguido de la energía (1,9), mientras que el sector primario presenta el menor número, lo que podría explicarse por el distinto tamaño medio empresarial.

Por tipo de entidad financiera, los datos reflejan las diferencias en la especialización de las entidades: en 2007 la banca nacional concentra el 62,6% de las relaciones bancarias de la industria (12 puntos porcentuales por encima de su peso para el total de relaciones bancarias), las cajas de ahorros tienen el 46,5% de las relaciones con las actividades inmobiliarias (4 puntos porcentuales por encima de su peso en el total), si bien tras el "pinchazo" de la burbuja inmobiliaria las cajas han perdido peso (3 puntos menos) en las relaciones con empresas del sector, que ha sido ganado a su vez por los bancos.

Entre 2000 y 2010 las cajas y las cooperativas han incrementado la cantidad de relaciones bancarias con las empresas en todos los sectores, aunque durante los años de crisis posteriores a 2007 las cajas han perdido peso en todos los sectores, excepto en la industria.