Las ejecuciones hipotecarias en Ávila echaron de su casa a 52 familias en el primer trimestre

La provincia de Ávila fue objeto de 59 ejecuciones hipotecarias durante el primer trimestre del año, según los datos aportados por la federación de Servicios Públicos de UGT. De ellas, 12 se hicieron en las notarias abulenses (1 Cebreros, 1 Madrigal Altas Torres, 1 Sotillo de la Adrada y 9 en Ávila).

Según indica el sindicato, entre enero y marzo se echó de sus propiedades a 52 familias, con un incremento del 10,6% con respecto el mismo trimestre del año anterior, mientras a nivel nacional hay un descenso del 5 %.

 

Una vez que la ejecución hipotecaria llega a su fin hay dos formas de entregar el bien, de forma voluntaria (con la vivienda ya desocupada) o de forma judicial (con la familia dentro). Así, los lanzamientos procedentes de ejecuciones hipotecarias vía judicial aumentaron en Ávila un 13,8 %, mientras en España lo hizo sólo un 5,7%.

 

Desde la FSP se indica que "si bien se han reducido las ejecuciones hipotecarias, el no hacerlas no está reñido con tener beneficios, así el único Banco que no realiza ejecuciones hipotecarias desde que se inició la crisis es el Banco Sabadell, y evidentemente sigue teniendo beneficios, luego los bancos deben de reducir al mínimo las ejecuciones hipotecarias máxime si vemos las millonarias ayudas del rescate financiero que se inició hace dos años donde los recursos públicos inyectados a la Banca (léase Bankia, Novagalicia, Catalunya Banc y Banco de Valencia, Liberbank, Caja3, España Duero -Ceiss filial de Unicaja- y BMN) ascendieron a 107.913,5 millones según el tribunal de cuentas, comportándose luego con mano dura con las familias abulenses que no pueden hacer frente a su hipoteca, no existiendo un 'quid pro quo'".

    
Critica así el sindicato que sin embargo, estos bancos a los se ayudó con fondos públicos siguen realizando ejecuciones hipotecarias. Así en Ávila durante el año 2013 se realizó más de una por día hábil (302, desde el año 2007 se han realizado en Ávila 1562 ejecuciones), y los bancos siguen apropiándose de viviendas que luego quedan vacías, con el consiguiente deterioro del bien y de la propia comunidad que padece el abandono del piso, y sin conceder en Ávila ni una sola vivienda en alquiler dentro de las que destinan al Fondo Social de Viviendas, debido a las exigencias que imponen  a las familias en algunas ocasiones con alquileres “sociales” de hasta 400 euros y realizando número escaso de daciones en pago (prácticamente una por mes).

 

La Federación de Servicios Públicos de UGT señala también que los datos de paro son poco halagüeños en el primer trimestre de 2014. Según la EPA, la tasa de paro se sitúa en Ávila en el 28,6 %, (22.000 parados), muy por encima del 22,21% de Castilla y León o del 25,93% del resto de España, aumentando los hogares que tienen a todos sus miembros activos en paro y abocando a la exclusión social a buena parte de la sociedad abulense (ejecuciones hipotecarias, banco de alimentos, renta garantizada de ciudadanía, …).

 

Denuncian que las administraciones "miran para otro lado sin la adopción de medidas tendentes a paliar un incumplimiento del fin social de la vivienda, consagrado en la Constitución, de ahí que el metro cuadrado de vivienda de protección oficial llegue a valer más que el de la vivienda libre, como sucede en Ávila".

 

Con este panorama, el sindicato insta a las administraciones a adoptar medidas tendentes a que se cumpla el art. 47 de la Constitución Española de 1978, art. 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de 1976 y el art. 25.1 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de 1948, "para que por ejemplo el metro cuadrado de vivienda de protección oficial no valga más que el de la vivienda libre, se deben de gravar las viviendas vacías (en especial a partir de la tercera la mayoría propiedad de los bancos) a través del I.B.I. e I.R.P.F., y forzar a los bancos a que sus viviendas vacías sean ocupadas vía alquiler social vía impositiva".  

 

De igual manera, invitan a cualquiera que tenga algún problema con su hipoteca a recibir asesoramiento en la FSP/UGT de Ávila los jueves por la tarde con previa cita telefónica en el 920 254 488.