Las dolencias que más afectan a los hombres

Hombre

Son muy frecuentes las informaciones sobre la importancia de la prevención de las patologías que afectan a las mujeres, como el cáncer de mama, trastornos ginecológicos o la osteoporosis. Sin embargo, las enfermedades con más prevalencia entre los hombres están en un segundo plano cuando, también para ellos, la prevención es fundamental.

Por ello, varios expertos del grupo HM Hospitales, con motivo de la celebración del día del padre, ha elaborado una lista con aquellas dolencias más frecuentes en los hombres y con los cuidados que se deben llevar a cabo para mejorarlas, curarlas o prevenirlas.

 

SOBREPESO Y OBESIDAD EN HOMBRES

 

Aunque el sobrepeso se suela relacionar con el aspecto físico, el exceso de peso va más allá de la imagen. La obesidad aumenta el riesgo cardiovascular, los problemas respiratorios, metabólicos, neurológicos y renales entre otros.

 

Cuando el paciente no es capaz de perder peso siguiendo una dieta hay varias opciones para conseguirlo gracias a la endoscopia bariátrica. A este respecto, el jefe de la Unidad de Tratamiento Endoscópico de la Obesidad del Hospital Universitario HM Sanchinarro, el doctor Gontrand López-Nava, ha asegurado que el riesgo de estas intervenciones es muy bajo, ya que se realizan a través de la boca, sin heridas externas, y el paciente es dado de alta el mismo día. Además, este tendrá apoyo psicológico y se le facilitarán una serie de pautas de reeducación alimentaria y de ejercicio.

 

Sin embargo, dependiendo de las necesidades de cada paciente, se utiliza un tratamiento u otro, como el balón intragástrico, la reducción del estómago vía endoscópica, el método Endobarrier, o el método Aspire.

 

RIESGO CARDIOVASCULAR

 

Generalmente, a partir de los 45 años los hombres entran en la edad de riesgo de padecer problemas cardiovasculares, pero los problemas de corazón se pueden evitar llevando una vida sana desde la juventud.

 

Para ello, la dieta más recomendable es la mediterránea, rica en verduras, frutas, verduras, aceite de oliva, y pobre en grasas y azúcares. Además, se debe realizar ejercicio físico aeróbico de forma regular (2 ó 3 veces por semana durante una hora) como caminar rápido, nadar, jugar al pádel, o montar en bicicleta.

 

También es muy importante controlar los factores de riesgo cardiovascular, como el tabaquismo, la hipertensión, la diabetes, el colesterol alto, el sobrepeso y el sedentarismo, tal y como han afirmado los doctores del Servicio de Cardiología de los Hospitales Universitarios HM Madrid y HM Sanchinarro, René Miguel Montero y Javier Parra, jefe del servicio.

 

 

CÁNCER DE COLON

 

El cáncer de colon es la tercera causa de cáncer en los hombres después del de próstata y pulmón, pero según ha asegurado la jefa del servicio del Aparato Digestivo del Hospital Universitario HM Sanchinarro, la doctora Susana Prados, este tipo de cáncer "se cura en un 90% de los casos si se detecta en fases precoces".

 

Esta enfermedad, no presenta síntomas hasta que alcanza un tamaño suficiente para obstruir el colon, ocasiona sangrado digestivo o cambios en el hábito intestinal. Por este motivo son tan importantes las revisiones a partir de los 50 años o antes si hay antecedentes familiares, porque la colonoscopia permite detectar el tumor en una fase precoz.

 

PROBLEMAS DE PRÓSTATA

 

Las tres enfermedades más frecuentes de la próstata son la hiperplasia benigna de próstata (HBP), que consiste en el crecimiento de la próstata, que al aumentar de tamaño presiona la uretra y crea problemas para orinar; la prostatitis, que consiste en la infección de la glándula prostática, y el cáncer de próstata.

 

En cuanto a los síntomas, existen varios que pueden indicar que hay un problema de próstata, como dificultad para el inicio de la micción, disminución de la fuerza miccional y goteo postmiccional, incontinencia, dolor al miccionar y levantarse por la noche a orinar.

 

Por ello, el jefe del servicio de Urología del Hospital Universitario HM Madrid, el doctor Ramón Diz, recomienda "iniciar las revisiones anuales a partir de los 45-50 años y deben mantenerse de por vida. Si existen antecedentes familiares de patología prostática, sobre todo de cáncer, estas revisiones deben empezar a los 40 años.

 

DOLOR LUMBAR

 

Realizar de forma repetitiva tareas de esfuerzo y mantener posturas que sobrecarguen la columna vertebral son algunos de los factores que conllevan el dolor lumbar inespecífico. Asimismo, el estrés emocional, la ansiedad y la depresión, son factores de riesgo del dolor lumbar.

 

En base a esto, el jefe del servicio de Traumatología y Cirugía Ortopédica del Hospital Universitario HM Madrid, el doctor Rafael Zarzoso, ha señalado que se puede prevenir el dolor lumbar "manteniendo un estado físico adecuado, una buena higiene postural evitando gestos forzados, y conservando en buena forma la musculatura lumbar y abdominal".

 

Además, el experto ha afirmado que para determinar el diagnóstico, lo primero es descartar aquellas situaciones que pudieran ser causa de somatización en la columna lumbar. En segundo lugar, se debe realizar una exploración física adecuada y, por último, se recurre a las pruebas de imagen.