Las Damas de Luto acompañaron a la Virgen en el dolor por la muerte de su hijo en la cruz

Procesión de La Soledad - Ávila 2014
Ver album

'Nuestra Señora de la Soledad' y la "Santa Cruz", vestida tan sólo con un sudario, estuvieron acompañadas por las Damas de Luto en su recorrido por las calles de la capital, compartiendo con la Virgen el dolor por la muerte de su hijo en la cruz.

La Virgen no estuvo sola esta tarde en la pasión por la muerte de su hijo en la cruz. Numerosas han sido las Damas de Luto, de la Cofradía de La Soledad, que la acompañaron, junto a la "Santa Cruz", vestida tan sólo con un sudario, por las calles del centro de la capital abulense.

 

Esta procesión desfiló por primera vez en 1957, el mismo año en el que se creó esta hermandad, con una imagen de la Dolorosa cedida por la Cofradía de Las Angustias, aunque un año después adquirió la imagen de la Virgen que se procesiona en la actualidad, 'Nuestra Señora de la Soledad'.

 

Vestidas con traje negro, mantilla española del mismo color y cruz de madera al pecho, las mujeres de La Soledad partieron ayer a las 19.45 horas de la iglesia de San Pedro Apóstol y recorrieron la plaza de Santa Teresa, Calle San Segundo, plaza de San Vicente, Avenida de Portugal, Dos de Mayo, Arévalo, Duque de Alba, Comandante Albarrán, Plaza de Santa Teresa, para finalizar de nuevo en San Pedro.

 

A pesar que en la capital se notaba el adelanto de la operación salida, fueron numerosos los abulenses y turistas estuvieron junto a la Virgen, la Cruz y las Damas de Luto, en su intinerario.