Las cuentas de la Iglesia

La Diócesis de Ávila presenta las cuentas del ejercicio 2011
Con motivo de la celebración el día 18 de noviembre del día de la Iglesia Diocesana, la diócesis de Ávila presenta sus cuentas del año 2011. Han tenido unos ingresos de 2.765.645 €, de los cuales 2 millones ochenta y un mil fueron aportados por la Conferencia Episcopal, debido a que los ciudadanos marcaron en su declaración de la Renta la “X” a favor de la Iglesia. Además, afirman que pagan todas las tasas municipales (basuras o vados de garaje, entre otras) a pesar de lo que dicen algunos
Esta mañana han sido presentadas las cuentas de la Diócesis de Ávila, con motivo de la celebración el próximo domingo 18 de noviembre del Día de la Iglesia Diocesana. Fernando Carrasco, ecónomo ha querido hacer en primer lugar un recordatorio a todos los cristianos a que contribuyan al sostenimiento de la misma a través de la campaña “Portantos”, “porque así ganamos todos, contribuyendo a una sociedad mejor”.  

Ingresos  

Los ingresos de Ávila alcanzan los 2.765.645 euros, “poco más o menos que otros años”, como señala Carrasco. La mayor cuantía la reciben a través de la Conferencia Episcopal Española por la aportación de los ciudadanos a través de marcar la “X” en sus declaraciones de la Renta.  

Entre las partidas de ingresos también cabe destacar las colectas y donativos que rondan los 266.000 €, o los 15.025,30 € que han recibido de la Obra Social de Caja de Ávila para la restauración de varios templos.  

En cuanto al dinero recaudado en colectas y donaciones, “no mucho pero son un poco menores. Por ejemplo familias que antes daban dinero a la Iglesia han dejado de hacerlo porque tienen problemas económicos y lo necesitan”. Según los datos que maneja la Conferencia Episcopal “el número de contribuyentes ha aumentado, pero ha bajado la cuantía que donan, y es que valoran el servicio que se hace desde Cáritas u otros organismos eclesiásticos”, como señala el obispo de Ávila, Jesús García Burillo.  

Gastos  

En el apartado de gastos la partida más amplia es la destinada a pagar las nominas de todos los sacerdotes de la provincia y del personal de la diócesis, que asciende a 1.637.332,13 euros. Existe también una partida extraordinaria para las Jornadas Mundiales de la Juventud que tuvieron lugar el verano pasado que es de 32.432,81 euros, “aun los gastos de las jornadas rondaron los 72.000 euros que fueron pagados con aportaciones de entidades y particulares” afirmó Carrasco.
 
Por ejemplo, los gastos de Cáritas diocesana, algo mayores que el año anterior, y que tienen que contabilizarse en aportaciones económicas y en especie este ejercicio han sido de 1.039.121,39 euros.  

Tasas que paga la diócesis

Fernando Carrasco quiso aclarar cierta información aparecida en medios de comunicación, en los que se decía que la Iglesia no pagaba impuestos. “Lo primero que hay que diferenciar es entre tasas e impuestos. La iglesia como el resto de Fundaciones sin ánimo de lucro está exenta de pagar impuestas, según lo que dice la Ley 49/2002”.  

Otra caso diferente son las tasas (basura, impuestos municipales, vados de garajes, etc.), “eso depende de cada ayuntamiento. La diócesis, con sus casas parroquiales o centros de la iglesia, pagan todas las tasas. Por ejemplo en el obispado pagamos unos 183 € por la tasa de basuras, 136,64 por el vado de vehículos, o el Colegio Diocesano que pago unos 90 €”.  

A título individual puede haber Ayuntamientos que no pasen las tasas municipales a la iglesia de la localidad, pero es decisión de cada consistorio, “y esas tasas las paga cada parroquia y no el Obispado”.  

Palabras de Obispo  


Jesús García Burrillo, Obispo de Ávila, dice que “es importante sentirnos parte de la Iglesia diocesana, en estos momentos no sólo de crisis económica sino también cultual y social, con falta de principios. En estos momentos tenemos que buscar a Dios, para que dé consistencia a nuestras relaciones”. Tenemos que tener deseos y aspiraciones. Vivir intensamente y poner en valor las relaciones comunitarias esenciales. Hay que seguir creciendo en la fe, con compromisos que fomenten nuestra comunicación”.