Las claves para mantener el pecho firme tras el parto

Lactancia

Utilizar un sujetador adecuado para cada etapa del embarazo, controlar el peso, hacer ejercicios específicos para pectorales antes de la gestación y amamantar entre 3 y 5 meses, ayuda a mantener firme el pecho tras el parto, según ha asegurado la doctora, Elisa Fernández.

 

"No siempre se cae el pecho tras la lactancia, esto depende de muchos motivos. No se le cae nada a la mujer, que previo al embarazo, ha hecho ejercicios específicos para pectorales; a la mujer que cuando se quedó embarazada tenía el peso adecuado, la que utiliza un sujetador adecuado en cada momento del embarazo y la que el periodo de lactancia es de 3 a 5 meses", ha aseverado Fernández.

 

En cuanto a las estrías, la también inventora del sujetador antiarrugas 'NightBra' ha comentado que "no le salen a todas las mujeres", ya que depende "mucho" del tipo de piel y del aumento de peso durante la gestación, dado que cuando se aumenta mucho el peso, la mama también acumula grasa, favoreciendo la aparición de estrísas en el periodo de post lactancia.

 

CUIDARLO DESDE EL PRIMER MOMENTO DEL EMBARAZO

 

Con el fin de prevenir las estrías y la caída del pecho, la experta ha recomendado cuidarlo desde el primer momento del embarazo. "Antes, durante y después de la gestación se debe elegir un sujetador con atención al contorno y tamaño de copa. En cuanto al tipo de sujetador más indicado, debe ser de tirante ancho, para que el hombro soporte más cómodamente el peso. La copa preferentemente sin aros, con escasas costuras y, si las tiene, que no pasen por encima del pezón. El tejido debe ser con alto contenido en algodón y, por supuesto, sin relleno", ha aconsejado.

 

Pero no sólo en el sujetador reside el secreto del pecho perfecto tras el embarazo. En este sentido, Fernández ha destacado la importancia de realizar ejercicios suaves y regulares, como la natación o el pilates, y darse duchas alternas con un poco de agua caliente y mucha fría tanto en las mamas como en el escote.

 

No obstante, ha advertido de que durante la lactancia no es el momento oportuno para realizar ejercicios para el pecho, por lo que ha aconsejado utilizar sólo un sujetador adecuado y que proteja la espalda.