Las cestas de Navidad más originales de 2014

Foto: E.P.

La ginebra, producto estrella.

Turrón, chocolate, una botella de vino y, con suerte, un jamón. La cesta de Navidad, ese clásico regalo de la empresa a sus trabajadores y sueño de estos a lo largo del año, también se reinventa y se adapta a las modas. Ahora, pese a que lo tradicional continúa, otros productos comienzan a tomar protagonismo en estos regalos navideños.

 

Así, las empresas encargadas de estos productos ofrecen cada año novedades para atraer a aquella clientela que busca algo más que cajas de cartón llenas de paté y turrón. La moda, ahora, ha pasado de productos generales a suplir los gustos y aficiones concretos de aquellos que los reciben.

 

Perece que el tiempo de las cestas con una gran variedad de productos, especialmente gastronómicos, empieza a pasar. En su lugar, llegan los regalos en los que hay un único protagonista, acompañado, por supuesto, por sus mejores complementos.

 

GIN-TONIC

Bebida de moda, este cóctel no es sólo la mezcla de ginebra y tónica al azar, sino que lleva detrás todo un mundo de sabores y formas diferentes con sus propios seguidores. Para ellos, algunas empresas ofertan ya cestas de Navidad que consisten en eso: Gin-tonic. Una botella de la marca de ginebra preferida, con la tónica que más le convine, una fruta y, por supuesto, las especias con las que se quiera condimentar la mezcla. Todo un regalo 'premium' que seguro que muchos trabajadores agradecen.

 

MÚSICA

Hablando de aficiones, pocas personas habrá que entre sus 'hobbies' favoritos no nombren la música. Para ellos parecen pensadas esas cestas de navidad que, en lugar de cajas, traen el contenido dentro de un mueble porta-cd's o en un gramófono decorativo.

 

VINO

El componente decorativo de las cestas parece que gana protagonismo, y muchas empresas cuidan más la presentación de los productos. Así, y uniendo la tradición --incorporar vino en estos regalos de empresa-- y la modernidad --continentes llamativos--, algunas opciones pasan por llevar el vino en una prensa como las que se usan para hacerlo, eso sí, en tamaño portable que sirve, además, como botellero.

 

ORO LÍQUIDO

Que muchos trabajadores quisieran recibir un aumento de sueldo por navidad que les durara todo el año es algo que no se duda. Pero a falta de dinero, bueno es el oro... líquido. El aceite de oliva, producto estrella de la gastronomía mediterránea, también tiene su espacio en las cestas de este año, que lo ofrecen con sus múltiples variedades como componente único de los regalos navideños.

 

ARTESANÍA

Lo natural también se cuela en algunos de estos regalos de Navidad. Así, en algunos lugares se ofertan cestas que son, en realidad, escurridores. Eso sí, en ellos lo que hay no es tan típico, sino productos naturales como mermeladas artesanas y objetos con un aire 'vintage'. También estos mismos productos hechos a mano pueden encontrarse en cestas al más puro estilo 'Caperucita roja', un regalo original y con un toque único.

 

Asimismo, muchas empresas optan por dejar que sean los compradores los que elijan ese 'toque' que buscan, dejando la imaginación en manos de los que, al fin y al cabo, firmarán la tarjeta que felicitará la Navidad a los empleados. De esta forma, el abanico de opciones es, en muchos casos, casi infinito, aunque eso no evita que, al final, siempre gane lo tradicional. Si funcionó una vez, ¿por qué no iba a hacerlo una segunda?

 

Y a ti, ¿qué cesta de Navidad te gustaría elegir? ¿Conoces ejemplos más originales? Dínoslo en los comentarios.