Las casas de los mayores "se trasladan" a las residencias

Visita del delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, Francisco José Sánchez a la residencia ‘Virgen de los Remedios’ de Sotillo de la Adrada

La Junta ha implantado el modelo ‘En mi casa’ en la residencia de mayores de Sotillo de la Adrada. Un modelo que se basa en la autodeterminación de la persona y responde a los deseos de los internos que buscan adecuar lo máximo posible sus condiciones de vida actuales a las que desarrollaban en su vivienda.

El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, Francisco José Sánchez Gómez, ha visitado la residencia ‘Virgen de los Remedios’ de Sotillo de la Adrada, la primera de la provincia que pone en marcha el modelo ‘En mi casa’. Se trata de un programa de asistencia a mayores en el medio residencial, pionero en España y centrado en la persona.

 

‘En mi casa’ está promovido por la Junta a través de la Gerencia de Servicios Sociales y responde a los deseos de los internos que buscan el menor cambio con vida anterior. Basado en la autodeterminación de la persona, este modelo supera al actual de satisfacción de necesidades y provisión de cuidados fundamentalmente asistenciales y sanitarios. Una asistencia que cubre los deseos de las personas mayores para que sigan manteniendo el control de su vida.

 

La residencia ‘Virgen de los Remedios’ cuenta con un régimen de residencia con 82 plazas (22 plazas asistidas por la Junta de Castilla y León) y otras 30 plazas para la unidad de estancias diurnas de las que 17 de ellas cuentan con el respaldo económico del Gobierno regional.

 

Las ventajas que presenta ‘En mi casa’ son múltiples. Los beneficiarios de este nuevo programa disfrutarán de un entorno con dimensiones de hogar decorado con muebles y elementos significativos para ellos. Se respetarán sus gustos y rutinas, permitiendo así que puedan continuar con sus proyectos personales y compartir su tiempo y espacio con la familia. Contarán también con la atención de un profesional de forma personalizada y estable que les conoce bien y les ayuda. Gestos como escoger el horario para levantarse, su propio vestuario o realizar tareas como cocinar, lavar, coser o cuidar de un huerto son otras de las novedades que se incorporan en este programa que influyen de forma muy positiva en el día a día de los residentes.

 

La Junta de Castilla y León ha sido consciente de esta realidad, por ello, en el marco de la Planificación Regional promueve esta actuación que tienen como objetivo y fin último mejorar la calidad de vida de nuestros mayores.