Las candidatas socialistas al Congreso y el Senado de Ávila aseguran que el PSOE derogará la LOMCE

Ana Moreno y Juliana Jiménez

Para Ana Moreno y Juliana Jiménez, “el PP ha provocado el mayor retroceso en materia de educación de nuestra historia democrática”.

Ana Moreno, candidata al Congreso, ha señalado que “estos últimos años han sido, con diferencia, los peores para nuestro sistema educativo. El Gobierno del PP ha puesto en práctica políticas que, además de haber devaluado la educación pública, han provocado el mayor retroceso en materia de educación de nuestra historia democrática. Los recortes constantes de recursos materiales y humanos han causado un descenso irreparable en la calidad educativa, mermando la equidad y la igualdad de oportunidades, y haciendo que nuestro país reduzca su inversión hasta el 4,2% del PIB, cifra que nos retrotrae décadas”.


“La consecuencia de ello es el grave deterioro de los servicios educativos: se han eliminado o dejado bajo mínimos las ayudas para libros de texto, material escolar, ayudas para comedor o trasporte, las becas Séneca, las becas de colaboración, las becas Erasmus o las FPU, el cierre y degradación de las redes de escuelas rurales, el aumento de la ratio profesor-alumno, entre otras muchas y devastadoras consecuencias que, como siempre, han afectado especialmente a las familias con menos recursos”.


Por su parte, Juliana Jiménez, ha puesto en valor las propuestas del PSOE en materia educativa. “Nuestro propósito es ampliar y reforzar el derecho a la educación. Ampliaremos el índice de escolarización pública desde los 0 hasta los 18 años, de modo que sea asequible y recuperaremos las becas como un derecho. Derogaremos la LOMCE y paralizaremos de forma inmediata su aplicación para, seguidamente, promover un gran acuerdo social y político para mejorar nuestro sistema educativo y elaborar una ley básica de educación, que cuente con el máximo consenso parlamentario y de toda la comunidad educativa”.


“Adoptaremos, de acuerdo con las CCAA, las medidas necesarias para asegurar la gratuidad de los libros de texto y definiremos un nuevo modelo de financiación de las universidades públicas que sea transparente, que garantice la suficiencia de recursos, la eficacia y la eficiencia, que asegure la equidad y genere estímulos consistentes para la mejora de los resultados y de la calidad”.