Las Brif del Puerto del Pico se concentran el 21 de junio frente a la sede de Tragsa en Madrid

Brif del Puerto del Pico

El colectivo sigue reclamando que se les reconozca con la categoría de bombero forestal, que pasen a una segunda actividad cuando se vean mermadas sus capacidades físicas, y mejoras en las condiciones laborales y salariales. 

Comienza la campaña de verano para las BRIF, una nueva campaña con alguna novedad en la que sin duda alguna es la encomienda de trabajo encargada a Tragsa por MAGRAMA la de mayor trascendencia para ellos.  Esta nueva encomienda que les garantiza trabajo por los próximos cuatro años (desde 30 de abril de 2016 al 30 de abril de 2020) y con un presupuesto que ronda los 114 millones de euros. Pese a ello, "seguimos con unas condiciones laborales pésimas al no tener recogida ninguna mejora para el colectivo mientras vemos como en otros dispositivos (Andalucía, Extremadura, Comunidad Valenciana….) se dan pasos hacia una categoría profesional y unos coeficientes reductores que a nosotros se nos niega, haciendo justicia al sacrificado y duro trabajo que desempeñamos".

 

Esta campaña comenzó el día 1 de junio con la activación de 8 bases (laza, Tabuyo del monte, Iglesuela, Puerto el Pico ,Cuenca, Daroca y La Palma) de las 10 existentes, las restantes (Lubia, Tineo) a partir del 15 de junio.  La campaña se amplía 15 días ha sido sin medios aéreos y sin estar operativos al 100x100, significativo es porque los helicópteros son "nuestra seña de identidad para poder desplazarnos por todo el territorio nacional donde fuésemos requeridos en el menos tiempo posible", circunstancia que ya sucedió el verano pasado y que mermo "nuestra capacidad y eficacia durante parte de la campaña ,a lo que tenemos que añadir altos índices de riesgo por incendios forestales en días anteriores por la altas temperaturas registradas",lo que ya ha provocado los primeros incendios de consideración, como en Calasparra ,(Murcia) en esta última semana y en el que fue necesaria la actuación de medios estatales de MAGRAMA al cual pertenecen.

 

Tras casi dos años de lucha en la búsqueda por mejorar sus condiciones laborales y la negativa dada en votación por el colectivo BRIF a firmar un preacuerdo ofrecido por la empresa TRAGSA, el pasado el 3 de Ddiciembre por ser "insuficiente por nuestros objetivos marcados"; de nuevo retomamos las riendas en este periodo “calentito” en que si fuera necesario comenzaríamos con acciones y movilizaciones, como sucedió la campaña anterior pudiendo endurecer dichas medidas si Tragsa y Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente siguen mirando para otro lado a nuestras más que justas y razonables reivindicaciones: reconocimiento con la categoría de bombero forestal, el paso a una segunda actividad y mejoras de las condiciones laborales y salariales. 

 

A día de hoy las relaciones con la empresa TRAGSA son "cordiales pero el estado de la negociación es de estamcamiento por su parte", aseguran. Por ese motivo mediante un documento enviado con fecha de 13-2-2016 "le instamos a la misma a convocar los representantes de los trabajadores para iniciar un nuevo periodo de negociaciones en el que a través del dialogo se encuentre una salida a este largo conflicto laboral" .

 

Asimismo, destacan que el día 15 de junio a las 13:00 horas nos han citado a una reunión con Begoña Nieto Gilarte, Directora general de Desarrollo Rural y Política forestal y Jose Manuel Jaquotot, Subdirector general de Silvicultura y Montes para tratar los asuntos relativos al servicio BRIF y poner en común inquietudes y "nuestra colaboración en la mejora del servicio que prestamos a la ciudadanía".

 

Con todo ello,  "recalcamos que nuestros objetivos siguen marcados desde hace casi dos años y por lo que este colectivo va a seguir luchando hasta conseguirlos". Por este motivo, abren un nuevo calendario de movilizaciones, que comenzará el próximo martes 21 de junio con una concentración en la sede de Tragsa Madrid.