"Las becas no son un premio a la excelencia, son una ayuda para acceder a la educación pública"

Los Jóvenes de Izquierda Unida consideran las declaraciones realizadas por el ministro de Educación y Cultura como un paso más en sus reformar “segregadoras y elitistas”

Jóvenes de Izquierda Unida de Ávila valora como una “provocación” las recientes declaraciones de José Ignacio Wert, ministro de Educación y Cultura, con las que pone en duda la capacidad de estudio de aquellos jóvenes que no alcanzan de nota media el 6,5 en sus carreras universitarias, así como un “ataque frontal al fundamento de las becas” ligar las mismas directamente al resultado académico de los afectados.

 

“Las desafortunadas declaraciones realizadas por Wert no son una casualidad ni una acción aislada sino un paso más en la política de reformas emprendidas por el Partido Popular en educación, reformas elitistas y segregadoras con las que se pretende que sólo aquellos que disponen de los recursos suficientes puedan estudiar” señala Montserrat Sánchez, responsable del Área de Juventud de Izquierda Unida de Ávila.

 

Y es que “en un contexto de crisis, de subida de tasas, ahora el debate se dirige a poner en cuestión el sistema de becas, aquellas que para muchos jóvenes son el único camino para poder completar sus estudios”.

 

Recuerdan desde la formación de izquierdas que las becas “no son un premio a la excelencia académica ni un salario, sino una ayuda económica con la que facilitar el acceso a la educación para todas aquellas familias con menos recursos”.

 

El nuevo Real Decreto “resulta un atentado contra la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación pública. Es un paso más a la desaparición de las becas públicas, sustituyéndolas por las conocidas becas préstamo, que no son otra cosa que una hipoteca de por vida para muchos de sus usuarios” explica la responsable de Jóvenes de Izquierda Unida de Ávila.

 

Desde la formación de izquierdas se entiende que en este contexto de reformas queda completamente olvidado el principio de igualdad de acceso a la educación, especialmente en los estudios superiores y la formación profesional, subordinando el futuro de los estudiantes al recortado presupuesto disponible del ministerio de Educación y Cultura, así como a la nota media del solicitante.

 

Jóvenes de Izquierda Unida entiende que el nuevo sistema al que aspira el Partido Popular bloqueará el acceso a la educación pública, sobre todo la universitaria, expulsando hasta un 50% de los actualmente becados en este momento

Noticias relacionadas