Las bases del PP de Salamanca piden congreso y que Iglesias y Mañueco no se perpetúen

La disidencia interna en el PP empieza a ser manifiesta: el alcalde 'popular' de Alaraz encabeza las primeras protestas contra el inmovilismo, la tibieza con la corrupción y la falta de democracia interna.

La aparición de voces críticas en el seno del PP se está convirtiendo más que en un 'run run' en una marea de indignación por el rumbo del partido. Una cuestión de la que se está empezando a dejar de hablar en voz baja y que se puede decir que ha llegado a todas las esquinas del partido. También a Salamanca. El encargado de alzar la voz es un alcalde popular, el de Alaraz, Clemente Bautista, que asegura que "ha llegado la hora de que cambien las cosas en el partido".

 

 

Y entre esas cosas que deben cambiar están la permanencia en el cargo a perpetuidad de figuras como Javier Iglesias; el bloqueo que el secretario general autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, hace a la introducción de criterios de democracia interna; o el muro que ambos han puesto entre los afiliados y los cargos electos o del aparato.  Un muro que Clemente Bautista ha sufrido en sus propias carnes: la carta en la que manifiesta a Iglesias, presidente del PP salmantino, su disconformidad con lo que ocurre en el partido fue la única salida que tuvo tras recibir durante meses la callada por respuesta a sus requerimientos a Fernández Mañueco.

 

"Los cargos públicos no son como la empresa privada, que depende de uno mismo seguir, los cargos públicos son de ida y vuelta y cuando terminan te vas a tu casa", ha asegurado Clemente Bautista, que en conversación con TRIBUNA dice no entender "la voluntad de seguir". El alcalde de Alaraz asegura que no conoce a nadie que no esté de acuerdo con esta crítica, y que aunque su opinión "es una cuestión personal, hablo por mucha gente, vote o no al PP, que piensa igual. La gente está bastante cansada".

 

También expresa el alcalde de Alaraz su opinión sobre la necesidad de introducir más democracia interna en el PP. "Eso no tiene vuelta de hoja", asegura, "hay que renovarse y la manera es que las bases tengamos poder de decisión", asegura Bautista, que considera que hay que evolucionar y esta es la vía. "Es tiempo de alzar la voz, no hay que tener miedo, si me tengo que ir a casa, me voy".

 

 

LA CARTA

 

 

Todo ello lo denuncia Clemente Bautista, alcalde de Alaraz desde hace nueve años, en una carta que ha enviado al presidente del PP en Salamanca, Javier Iglesias, remitida el día 29 de febrero y que desde hace días debe estar en poder del también senador y presidente de la Diputación. Misiva que es el último recurso que dice haber tenido ante la negativa de Alfonso Fernández Mañueco a escuchar sus consideraciones como alcalde, y aunque se dirigió a él como secretario general autonómico, encargado de la disciplina interna.

 

En la carta, de tres folios y a la que TRIBUNA ha tenido acceso, el alcalde salmantino lamenta la falta de autocrítica tras los resultados obtenidos por el PP en las últimas elecciones generales, 40.000 votos menos que hace cuatro años. "¿Ha habido algún tipo de autocrítica al respecto? ¿Alguien está dispuesto a asumir alguna responsabilidad política? ¿Hay que hacérselo mirar en el espejo como dijo el presidente Herrera?", se pregunta el alcalde. Este resutlado ha contribuido a pasar de "tener mayoría absoluta a quedarnos con unos insuficientes 123 escaños que nos impide formar un gobierno estable y duradero".

 

La misiva hace hicapié en otros problemas del partido, como la insuficiente, tardía e ineficaz reacción a la larga lista de casos de corrupción. "Son personas que han sido nombradas por el partido y no son casos aislados o concretos, más bien parece que era el procedimiento habitual de gestionar los recursos públicos", asegura. "La situación actual es la que es y ahora mismo desde mi punto de vista la dirección del partido no se encuentra capacitada para seguir dando respuesta a lo que los votantes del PP y los ciudadanos de este país necesita", añade.

 

La solución que pide en su misiva es "un congreso con listas abiertas para presentar propuestas y elegir nuevos representantes", y cambios internos que incluyan "la representación de cargo público por un período máximo de 8 años". Entres las peticiones, las de un congreso provincial, ("cuánto tiempo hace que no se realiza, ¿más de tres años?").

 

"Por todo, querido presidente, y como creo que va a haber nuevas elecciones y si no es así, daría igual, o se produce un cambio en este sentido, que en mi opinión es el oportuno, y seguimos con este inmovilismo, con todo el dolor de mi corazón, no me veo con ánimos de seguir representando al Partido Popular de aquí en adelante", culmina.