Las aves migratorias propagan plantas a través de los hemisferios

Ave migratoria

Un nuevo estudio de la Universidad de Connecticut, en Estados Unidos, muestra por primera vez cómo algunas plantas viajan desde el Hemisferio Norte al Sur en las alas de las aves migratorias. 

Sus resultados, publicados en la edición digital de 'PeerJ', ofrecen una visión crítica de la ecología y la evolución de las plantas en el continente americano.

 

El estudio encontró 23 diásporas reproductoras de plantas, semillas o esporas, atrapadas en las plumas de las aves migratorias que salen del puerto ártico hacia América del Sur. Aunque el viento es el principal medio para la dispersión a larga distancia de diásporas por todo el mundo, es un candidato poco probable para explicar la distribución entre los hemisferios.

 

Los investigadores estudiaron los chorlitos dorados americanos ('Pluvialis dominica'), los playeros semipalmeados y los falaropos rojos, todas ellas aves que se reproducen en la tundra de la costa. Muchas de las partes de la planta que se encontraron en sus plumas eran de musgos, que son resistentes y especialmente necesitan a menudo sólo un evento de dispersión para establecerse en un sitio nuevo, dice Lily Lewis, autora principal y estudiante de doctorado en el Departamento de Ecología y Biología Evolutiva de la Universidad de Connecticut.

 

El comportamiento de las aves migratorias en el norte promueve probablemente su adquisición involuntaria de la diáspora, según el estudio, puesto que sus nidos son depresiones poco profundas que construyen raspando el suelo con el pecho, las patas y el pico y, por lo general, están llenos de materiales vegetales.

 

El momento de la muda y el comportamiento migratorio también eleva la probabilidad de la dispersión de semillas en toda el área de migración de las aves. La muda post-migratoria y los destinos terrestres de los chorlitos dorados americanos y los playeros semipalmeados son consistentes con los requisitos para la dispersión a través de la línea ecuatorial.