Las arcas municipales tendrán un respiro con la flexibilización de la financiación del pago a proveedores

El Pleno del Ayuntamiento Ávila ha acordado adherirse a medidas de flexibilización de la financiación de la primera fase del plan de pago a proveedores propuestas por el Gobierno Central que permitirán un ahorro de 1.200.000 euros en amortización de préstamo durante los próximos dos años y 131.000 euros anuales en intereses durante los próximos 10 años.

El Ayuntamiento de Ávila ha acordado, en la sesión plenaria correspondiente al mes de mayo celebrada este viernes, acogerse a una de las propuestas realizadas por el Gobierno de España para facilitar la devolución de los préstamos para el pago a proveedores que consiste en un aplazamiento de la amortización durante un año, en el que solo se pagarán los intereses, y que permitirá un ahorro de la amortización de unos 620.000 euros al año.

 

Esta es, según ha explicado el teniente de alcalde de Servicios Económicos, Félix Olmedo, la propuesta que mejor le viene al Consistorio abulense de las tres que realizó el Ejecutivo Central, ya que "permitirá una mejor inversión, aplicarlo al gasto o a la propia amortización del préstamo" en función de lo que indique el Gobierno.

 

Olmedo ha destacado que esta opción permitirá también el ahorro de los intereses a pagar ya que lleva consigo la disminución del tipo de interés en 131 puntos básicos, un 1,31 sobre el 5,50 actual, que con los 10 millones del préstamo solicitado para el pago a proveedores supondrá 131.000 euros de ahorro anual durante los próximos 10 años, "que también revierten en el interés general y en los ciudadanos porque ese gasto se disminuye y los ciudadanos van a tener que aportar menor dinero a las arcas municipales".

 

Para el responsable de la economía municipal, esta medida también puede favorecer el pago a proveedores porque esos 600.000 euros podrían acercar aun más los pagos a los 30 días que figuran en la Ley -actualmente se paga entre 50 y 70 días- y por otro lado la disminución de la amortización puede meter al Ayuntamiento abulense dentro del 75% sobre la deuda viva que exige la Ley de Haciendas Locales para que los Ayuntamientos se puedan endeudar nuevamente.

 

Con estas medidas, ha dicho Olmedo, "el Ayuntamiento tiene un equilibrio económico más sostenible, consigue una mayor solvencia y una mayor eficacia de los recursos económicos".

 

El acuerdo se ha adoptado con el voto a favor del Partido Popular y el Partido Socialista, la negativa de Izquierda Unida y la abstención de Unión, Progreso y Democracia, cuyo concejal Álvaro Aparicio ha asegurado que se trata de medidas de flexibilización "para un año electoral" y ha exigido al Ayuntamiento que continue recortando en gastos innecesarios y que bajo los impuestos "a unos cuidadanos que están asfixiados".