Las apuestas salvan al fútbol

23 millones de euros pagó Bwin al Real Madrid por llevar su nombre en la camiseta de los blancos; 8 millones abonó BetClic al actual campeón del Calcio italiano, la Juventus de Turín; 17 le dio Everest Poker al Olympique de Marsella, y 10 Bwin al Bayern de Munich. Amén de otros muchos más equipos que también han serigrafiado en sus zamarras el nombre de alguna casa de apuestas.

Cifras que indican varias cosas, de las que se pueden hacer diferentes análisis y que, sobre todo, dejan bien a las claras qué sectores sí y cuáles no se están viendo afectados por la crisis. Primero es una muestra fehaciente de que las salas de poker y de apuestas son grandes patrocinadores, esto es obvio a la vista de los millones. Por las cantidades que las casas de apuestas están dispuestas a pagar, está bastante claro que este mercado no está sufriendo con demasiada fiereza las afiladas garras de las penurias económicas.

 

Sin embargo, el fútbol, el deporte rey en medio mundo, ese juego que mueve masas y que es capaz de paralizar un país, sí se está viendo afectado. De ahí que muchos equipos hayan visto en estas casas de apuestas un oasis lleno de oro en medio de un desierto en el que apenas había unos céntimos de euros.

 

Para ejemplificar el daño que la situación económica está haciendo al balompié solo hay que comparar el gasto de los equipos españoles en fichajes durante el verano pasado respecto a la temporada anterior. Algo más de 128 millones gastaron los equipos españoles el pasado verano, más de 320 fue la inversión en el periodo estival anterior y por encima de los 500 millones en el verano previo a la temporada 2009-2010. Poco más hay que decir ante estas cifras.

 

Pero la relación entre las casas de apuestas y el deporte viene de atrás. Uno de los casos más exagerados es el que se dio en Portugal en la temporada 2010/2011. 28 equipos de la competición lusa estaban patrocinados por una casa de apuestas, en concreto, BetClic.

 

Estos patrocinios, además de mucho dinero, también han causado problemas en algunas ocasiones. En el 2011 el Real Madrid tuvo que llegar hasta el juzgado para defender la legalidad de su patrocinio por Bwin después de haber recibido una denuncia de Codere(una empresa española dedicada al sector del juego) por competencia desleal.

 

Y no solo es el deporte del balón el que ha unido sus fuerzas con las casas de apuestas y las páginas de póker online. El principal patrocinador en este momento del Campeonato del Mundo de MotoGP es, también, Bwin. Tantos patrocinios ha llevado a esta casa a ocupar el primer puesto del ránking de notoriedad que cada año elabora la consultora IMG.

 

También en el mundo del motor, el piloto, ahora en paro, de Fórmula 1 Jaime Alguersuari colabora puntualmente con la página de póker online Party Poker y el mejor tenista español de todos los tiempos, Rafa Nadal, es el embajador de PokerStars.