Las AMPAS se unen contra los recortes de la limpieza en los colegios

Las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de los colegios Juan de Yepes, Encarnación, San Pedro Bautista, Cervantes y Claudio Sánchez Albornoz, han unido sus voces para rechazar frontalmente los recortes "previstos por el Ayuntamiento de Ávila" en la limpieza de los colegios.

Este grupo de AMPAS realiza una serie de manifestación ante, según ellas, "la conocida intención por parte del Ayuntamiento de Ávila de recortar las horas de limpieza en los colegios y las evidentes consecuencias que este hecho va a suponer para la higiene de los centros poniendo en riesgo la salud de nuestros hijos":

 

Que en el pliego de condiciones por el cual el Ayuntamiento de Ávila contrata con la empresa concesionaria sus servicios, ya venía marcada la reducción de carga de trabajo, que como consecuencia provoca la reducción de horas de servicio. Es decir, que ha sido el propio Ayuntamiento de Ávila el que ha reducido las labores de limpieza en los colegios, haciendo que las labores semanales pasen a ser mensuales, y las mensuales a trimestrales, y otras desaparezcan.

 

Este hecho nos indigna, porque se está poniendo en riesgo la salud de nuestros hijos, ante las infecciones o enfermedades que se pueden sufrir, derivadas de una insuficiente limpieza de los colegios; porque el Ayuntamiento de Ávila, a través de los representantes del equipo de gobierno que acudieron a la reunión celebrada el pasado 27 de marzo,  no dijeron la verdad a las AMPAS que acudieron a la misma, pidiéndoles confianza y paciencia, cuando ellos mismos habían reducido las labores de limpieza en el pliego de condiciones; y porque una rebaja económica en la concesión de un servicio, de competencia municipal, no puede suponer que los perjudicados sean los menores de edad que pasan gran parte de su vida diaria en los centros escolares.

 

Ante todo esto consideramos que la reducción de frecuencias en las tareas de limpieza, pasando en su mayoría de semanales a mensuales, y de mensuales a trimestrales, y la eliminación del fregado y desinfección en profundidad de los suelos de todas la dependencias de los centros, traerá consigo una deficiente higiene que pone en riesgo la salud de nuestros hijos, algo que no estamos dispuestos a tolerar. Y por otra parte, consideramos que el Ayuntamiento, con su actitud no está asumiendo adecuadamente y con las suficientes garantías las funciones que por ley tiene asignadas para el adecuado mantenimiento y limpieza de los centros escolares.

 

Por todo ello, exigen que se mantengan los mismos servicios de limpieza en los centros escolares, con los mismos tiempos y frecuencias para las labores establecidas, "puesto que son las que se vienen aplicando desde hace años, para garantizar una mínima higiene y salubridad de los colegios, y por tanto una mínima seguridad para nuestros hijos".