Las altas temperaturas causaron problemas de salud en junio y julio a 164 personas en la Comunidad

El Sistema Autonómico de Información sobre las Repercusiones en la Salud de Temperaturas Elevadas de la Consejería de Sanidad registró en los meses de junio y julio un total de 167 notificaciones de episodios adversos que afectaron a 164 pacientes, según los datos que ha hecho públicos el director general de Salud Pública, Agustín Álvarez.



SORIA, 12 (EUROPA PRESS)



Del total de pacientes, 32 necesitaron hospitalización y 54 fueron tratados en los servicios de urgencias y el diagnóstico más frecuente fue el de 'golpe de calor', en 127 ocasiones, seguido por 'efectos no especificados del calor', con 24 atenciones.

Además, de los 164 pacientes, seis corresponden a la provincia de Soria, provincia con menos notificaciones este verano.

En este sentido, el director general de Salud Pública ha recordado las recomendaciones frente al calor de los meses estivales, si bien ha reconocido que ahora "se ha puesto de moda estar permanentemente en alerta por el calor" cuando las temperaturas son las habituales del verano.

Así, Álvarez ha recomendado que hay que estar pendiente del umbral de temperatura que se supera por la noche y ha aclarado a modo de ejemplo que en el caso de Soria no se ha superado ese umbral en lo que va de verano, "por lo que no existe una alerta de salud pública".

En cuanto a las enfermedades transmitidas por el agua y los alimentos en lo que va de año --hasta el pasado 6 de agosto-- se han notificado en Castilla y León 20 brotes de origen alimentario de los que dos han tenido causa hídrica y han afectado a 347 personas, con 30 ingresos hospitalarios y ningún fallecimiento.

Sobre este tipo de intoxicaciones, el director general de Salud Pública ha apuntado que "hay más brotes en los hogares que en los establecimientos de restauración".

ZONAS DE BAÑO Y PISCINAS

La actividad preventiva sanitaria estival de la Junta de Castilla y León también contempla la vigilancia, control e inspección que realiza Sanidad, de modo que en el verano de 2012 se tomaron 301 muestras y realizaron 284 inspecciones visuales en las zonas de baño castellanoleonesas, correspondiendo a la provincia soriana 45 tomas y 45 inspecciones.

El censo oficial de zonas de baño de Castilla y León para la presente temporada 2013 recoge 27 áreas de baño en ríos, pantanos o lagos de la Comunidad, de los que cuatro están en Soria -tres en el embalse de la Cuerda del Pozo, en los municipios de Cidones, Soria capital y Vinuesa- y el cuarto, en el río Duero a su paso por San Esteban de Gormaz.

El director general ha asegurado que Sanidad mantiene a lo largo de la temporada de baño, que finaliza el 15 de septiembre, su actividad preventiva y de vigilancia, con analíticas e inspecciones semanales a las que suman, en el caso de que así sea necesario, otras si las circunstancias referidas a la calidad de las aguas lo hacen oportuno.

El otro ámbito de intervención de los servicios oficiales de la Dirección General de Salud Pública es el del control de las piscinas, cuyo censo, a 31 de diciembre de 2012, indicaba que en Soria había 48 -41 públicas y siete privadas-, para un total en la Comunidad de 938 -729 de titularidad pública y 209 privadas-.

El control oficial de estas instalaciones supuso el año pasado 4.819 visitas de inspección y 10.341 controles de ph/cloro, de los que en Soria se realizaron 288 y 764 respectivamente.

LEGIONELOSIS Y CAMPAMENTOS

Respecto a la labor preventiva de la legionelosis, la Junta cuenta un censo de instalaciones de mayor peligro como son torres de refrigeración, condensadores evaporativos e instalaciones similares, de las que en Castilla y León existen 1.121 equipos ubicados en 471 establecimientos.

Los datos, en Soria, son de 74 instalaciones y 39 establecimientos, a los que a lo largo de 2012 se han girado 83 inspecciones y recogidas 32 muestras, mientras que en el conjunto de la Comunidad, los controles realizados sumaron 3.210 y las muestras, 507.

En cuanto a la intervención en campamentos de verano, la Junta desarrolla inspecciones en los 150 de carácter fijo que se celebran en la Comunidad y en lo que va de verano se han registrado seis brotes de intoxicación alimentaria, que han afectado a 20 personas, todos asociados al agua.

En este punto, Agustín Álvarez ha puntualizado que lo que no se pueden controlar son los campamentos clandestinos por lo que ha apelado a la responsabilidad ciudadana para evitar situaciones de riesgo.

APERTURA DE LA MEDIA VEDA

Por último, el director general de Salud Pública se ha referido a la próxima apertura de la temporada de media veda en la Comunidad Autónoma, prevista para el próximo 15 de agosto y ha señalado que, aunque epidemiológicamente no ha habido en los últimos años un gran casuística relacionada con enfermedades trasmitidas por actividad cazadora, "la prevención ha de estar siempre presente" y, por ello, la Junta tiene habilitada la dirección web www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/seguridadalimentaria/caza.



En 2012 se contabilizaron dos casos de triquinosis y dos de tularemia en toda Castilla y León.