Las administraciones piden a empleados de Nissan que acerquen posturas con la empresa

Planta de Nissan en Ávila

El consejero de Economía y Empleo, Tomás Villanueva, y la secretaria general del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, Begoña Cristeto, han pedido al Comité de Empresa de Nissan que acerquen posturas con la multinacional.

Ha sido en una reunión celebrada hoy en Valladolid, en la que "se ha instado a los empleados a seguir trabajando en el proceso abierto de negociación con la empresa para asegurar el futuro industrial de la planta", según un comunicado de la Junta.

 

Por lo que "se hace imprescindible un acercamiento de posturas por ambas partes con el objetivo de llegar a puntos de encuentro que permitan visualizar el futuro" de la planta, "asegurando una mayor capacidad de producción y nuevas inversiones que posibiliten acercar la planta a nuevos proyectos industriales".

 

El plan de la empresa prevé 50 bajas mientras que los empleados han convocado una jornada de huelga para el 15 de enero y todos los sábados del primer trimestre.

 

Según la Junta, "el mercado de vehículos comerciales no está reaccionando conforme a las expectativas creadas con el nuevo producto fabricado en Ávila, lo que ha afectado a las producciones previstas en el Plan Industrial que Nissan viene ejecutando desde 2010, en el que se encuentran comprometidos la empresa, las dos administraciones y los trabajadores".

 

La Junta de Castilla y León y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo "coinciden" en solicitar a la empresa "un compromiso real con el plan industrial que se está ejecutando y con más carga de trabajo presente y futuro para la planta abulense, así como evitar ajustes traumáticos y acudir en su caso, a la negociación pactada para posibles ajustes mínimos".

 

Del mismo modo, ambas administraciones "han pedido un nuevo ejercicio de responsabilidad a los trabajadores de Nissan Ávila para evitar posturas rupturistas que en nada beneficiarían al futuro de la fábrica".

 

Las dos administraciones han trasladado a la representación social el "total apoyo a los trabajadores y a la empresa" con el objetivo de continuar con la actividad competitiva de Nissan en la Comunidad.


La reunión forma parte de los distintos encuentros con motivo del conflicto abierto desde el mes de octubre y cuya última reunión tuvo lugar el pasado 3 de diciembre en Madrid, en la sede del ministerio, en el que ambas administraciones se comprometieron a buscar una solución industrial al tiempo que los trabajadores aseguraban no abandonar el diálogo con la empresa.

 

Junta y el Ministerio han mantenido reuniones con los máximos responsables de Nissan, en las que se plantea el compromiso de inversiones para la planta abulense si se flexibilizan las condiciones de los empleados.