Lara Álvarez pega duro

Lara Álvarez/ José Ruíz

Lara Álvarez acaba de regresar de Honduras tras poner punto y final a su aventura en Supervivientes por segundo año consecutivo. Consciente de la importancia de su imagen, la conocida presentadora no descuida sus ejercicios diarios.

Lara Álvarez acaba de regresar de Honduras tras poner punto y final a su aventura en Supervivientes por segundo año consecutivo. Consciente de la importancia de su imagen, la conocida presentadora no descuida sus ejercicios diarios.


La ex pareja de Fernando Alonso, ataviada con un conjunto deportivo, presumió de espectacular bronceado. Lucía unas modernas gafas de sol y su preciosa melena recogida en un moño. Haciendo gala de su simpatía y buen humor, mostró su carismática sonrisa reflejo del dulce momento que vive.

En las redes sociales Álvarez ha colgado un video donde se la ve practicando unos golpes de boxeo con el fin de recuperar el tono físico que ha perdido durante su estancia en Honduras. Gracias a su entrenador personal, Iñaky García, que también trabaja con otros famosos como David Bustamante, la modelo asturiana asegura que siempre intenta buscar algunas horas del día para mantenerse en forma.

Lara Álvarez no solo practica el boxeo, sino que también hace bicicleta, patinaje y spinning. La idea es mantener la forma física. Su próximo reto es participar en una carrera de obstáculos, la Reebok Spartan Race.

Lara Álvarez comenzó su aventura en Supervivientes en la edición de 2015 cuando sustituyó a una embarazadísima Raquel Sánchez Silva, que se encargó de presentar el debate. En aquel momento se marchaba cuando llevaba unos pocos meses de relación con Fernando Alonso y en esta edición se iba unas semanas después de haber roto con el piloto asturiano, al que se le relaciona con la ex de Valentino Rossi, la modelo italiana, Linda Morselli, de 27 años.

Muy celosa de su intimidad, quiso desmentir los rumores que la relacionaban con Román Mosteiro, el empresario hípster, nada más regresar a España: "Pero... ¿qué 'relación'?", respondió tras el caluroso recibimiento que le dio su familia en el aeropuerto.