La zona azul de Salamanca, la más cara de Castilla y León

Aparcar en la calle sale caro en la capital salmantina y supera la media regional. Lo más disparado, el coste de dos horas en zona azul y la tarjeta de residente. Zamora y Soria son las más baratas, y Burgos y Valladolid, las más equilibradas.

Estacionar en las capitales de provincia es un dolor de cabeza para muchos conductores. Encontrar sitio, poner el tique de la ORA, cambiarlo a tiempo... son preocupaciones diarias que comparten los que se mueven en coche. Pero para algunos, además, empieza a ser casi un lujo por lo caro. Es el caso de los salmantinos, que 'disfrutan' de la zona azul más cara de toda Castilla y León, en términos absolutos.

 

Así se desprende de un estudio en el que TRIBUNA ha comparado los precios de las nueve capitales de provincia y en la que Salamanca no sale bien parada. La capital del Tormes tiene las tarifas más caras para estacionar en las dos fracciones más habituales, con estacionamientos de una o dos horas de duración; el importe mínimo también es de los más altos, solo superado por León y Segovia, aunque por los 0,30 céntimos se consiguen más minutos que por los 0,25 de Salamanca; y termina con la tarjeta de residente de un mayor coste, 147,05 euros según la última ordenanza fiscal publicada para 2013. También obtener el tique para anular una denuncia por haber superado el período de estacionamiento es caro: 6 euros, solo superado por los 6,35 de Palencia.

 

En el lado contrario están Zamora y Soria, que acaparan las tarifas más bajas. En la capital zamorana se aparca media hora por 0,15 euros y las dos horas no cuestan más de 0,60 euros, un precio imbatible producto de los muchos años que hace que no se han actualizado ni el servicio ni los precios. Al margen de estas excepciones, las tarifas medias son de 0,20 euros mínimo, 0,60 para la primera hora y 1,40 por las dos horas de estacionamiento. La tarjeta de residentes cuesta unos 50 euros de media en el resto de provincias, muy lejos de esos casi 150 de Salamanca. Y la anulación de denuncia, entre 1,80 y 6,35 euros.

 

Por modalidades, destaca el mínimo de 0,20 en Valladolid; el reducido coste de la primera hora en Palencia (0,55 euros); lo poco que cuesta estacionar dos horas en la calle en Ávila, 1,10 euros; y la tarjeta de residentes en Segovia, por 24,68 euros/año.

 

En cuanto a los reglamentos, destaca lo completos que son los de Valladolid y Burgos, que están entre los más actualizados, con tarifas para profesionales del reparto, para usuarios ocasionales (Burgos); o la posibilidad que ofrece Valladolid de estacionar por días completos o solo mañana y tarde o la opción de sacar tarjeta de residente por trimestres.