La Vuelta a Castilla y León arranca desde Ávila en su 30 aniversario

Cerca de 120 corredores de 17 equipos han tomado la salida este viernes en Ávila de la XXX Vuelta Ciclista a Castilla y León, que durante el fin de semana recorrerá las carreteras de la Comunidad en una de las ediciones más duras. La etapa inicial, 147 kilómetros de Ávila a Alba de Tormes, homenajea el V Centenario de Santa Teresa de Jesús.

La Plaza de Santa Ana en la ciudad de Ávila ha acogido este viernes la salida de la Vuelta Ciclista Internacional a Castilla y León que celebra este año su trigésima edición con uno de los recorridos más duros que se recuerdan.

 

Eran cerca de las 13 horas cuando la consejera de Cultura, Turismo y Deportes de la Junta de Castilla y León, Alicia García, junto al Director General de Deportes, Alfonso Lahuerta, y las autoridades locales, cortaban la cinta que daba inicio a la ronda castellana 2015, en la que toman parte 17 equipos y casi 120 corredores de diversas nacionalidades, entre los que destacan la Selección Española de Pista encabezada por Julio Amores o la selección colombiana con Miguel Rubiano como jefe de filas.

 

El Burgos BH parte como uno de los favoritos tras la victoria en la pasada edición de su jefe de filas, David Belda, aunque se prevé una dura pugna con equipos como el Movistar Team liderado por Igor Antón o incluso el Skydive Dubai Pro CT que encabeza el abulense Francisco Mancebo quien ya atesora dos títulos (2000 y 2003) y buscará el tercero después de que el pasado año se quedara en la segunda plaza.

 

La primera etapa de la Vuelta a Castilla y León recorre 147 kilómetros entre las localidades de Ávila y Alba de Tormes. El pelotón subirá los puertos de Navalmoral (2ª) Menga (3ª) y Villatoro (3ª) en una etapa homenaje al V centenario del nacimiento de Santa Teresa de Jesús que lleva a los ciclistas desde la cuna hasta el sepulcro de la Santa.

 

La segunda etapa, este sábado, marcará un hito en la historia de la ronda castellana ya que saldrá por primera vez desde fuera de la Comunidad e incluso desde fuera del país. La ciudad portuguesa de Guarda será escenario de la salida de una etapa que llevará a los corredores hasta Fuentes de Oñoro tras recorrer 219 kilómetros.

 

Se prevé que todo se decida en la tercera y última etapa, que el domingo saldrá de Zamora para terminar en la localidad sanabresa de Lubián tras 181 kilometros.

 

Alicia García, ha destacado la importancia de esta competición, recordando que "Castilla y León es un territorio ciclista", y ha señalado la voluntad del Gobierno regional de vincular la primera etapa al V Centenario de Santa Teresa, así como de unir la carrera al proyecto turístico denominado 'Románico atlántico' después de los trabajos de restauración que en este ámbito se ha llevado a cabo.