La Virgen se quita el luto al encontrarse con su hijo Resucitado

Tras un sábado de dolor y soledad, la Virgen se ha quitado esta mañana el luto al encontrarse con su hijo Resucitado a las puertas de la Iglesia de la Sagrada Familia, donde ha tenido lugar una eucaristía para después procesionar juntos por las calles de la capital.

Emocionante encuentro esta mañana entre el Santísimo Cristo Resucitado y Nuestra Señora del Buen Suceso a las puertas de la Iglesia de la Sagrada Familia, tras un sábado de dolor y soledad de la virgen.

 

Una virgen que se ha quitado el luto tras encontrarse con su hijo acompañada de numerosos fieles que han aplaudido la resurrección de Cristo.

 

Tras ser ambos bendecidos por el párroco de la Sagrada Familia, han sido portado al interior de la iglesia para celebrar una solemne misa.

 

Posteriormente han salido en procesión desde esta iglesia por la calle David Herrero, Virgen de la Soterraña, Avenida de Santa Cruz de Tenerife,  calle Sierpe, calle del Ferrocarril, Paseo de la Estación, Plaza de Santa Ana, calle Arévalo, Duque de Alba,  Comandante Albarrán, San Millán, Plaza de Santa Teresa, Don Gerónimo, Alemania, Plaza de la Catedral,  San Segundo, Plaza de San Vicente, Humilladero (Entrada en la Ermita) y  calle Valladolid, hasta la Ermita del Resucitado.

 

Procesión que pone punto y final a la primera Semana Santa Internacional de Ávila.