La violencia de género en menores se incrementa un diez por ciento

El Área de la Mujer de IU Ávila  insiste en la conformación de un pacto de estado para hacer frente “a esta lacra social”. Para Mónica Martínez “que uno de cada tres jóvenes justifiquen este tipo de actos requiere de una profunda reflexión y actuación”.

“Desalentadores”. Así califica Mónica Martínez, responsable del Área de la Mujer de Izquierda Unida de Ávila, los datos conocidos recientemente sobre violencia de género y en especial el incremento de las víctimas de violencia machista entre menores, donde el incremento ha sido del 10 por ciento según el Registro de Violencia Doméstica y de Género difundido por el Instituto Nacional de Estadística.

 

Estadísticas que hablan de que hasta 50.000 mujeres se encuentran registradas en el Sistema de Seguimiento de Violencia de Género o que hasta 27.000 mujeres viven bajo protección oficial. “La sociedad debe pararse a reflexionar en lo que está pasando y lo que se está haciendo” señala Martínez, que considera “intolerable” que aún existan actores “que justifiquen la desigualdad entre hombres y mujeres. Un mensaje desde el que se alimenta la violencia de género”.


Los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística ponen en evidencia que “sin políticas reales de prevención de violencia y sin una dotación presupuestaria suficiente no vamos a conseguir mejorar la situación”. Situaciones “de extrema gravedad”  que desgrana un informe donde se detalla que las llamadas al Teléfono de la Fundación Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR) han subido un 34,9 por ciento, y en la mitad de los casos, la menor no parecía ser consciente del problema; que un total de 576 chicas menores de edad tenían al cierre del año pasado una orden de protección o una medida cautelar dictada a su favor por violencia de género; el incremento de los denunciados entre los menores de edad; que uno de cada tres menores justifican la violencia machista… “No sólo son datos preocupantes, sino que son consecuencia del brutal recorte en educación que hemos venido sufriendo por parte del Partido Popular, dónde la prevención a través de la educación en institutos es fundamental para dejar de normalizar la violencia, saber reconocerla y  trabajar para su erradicación en nuestra sociedad”.


Para la responsable del Área de la Mujer de Izquierda Unida de Ávila es necesario que los partidos políticos aborden en su agenda de prioridades “la necesidad de abordar la violencia machista desde un pacto de Estado que permita poner fin a esta lacra”. La ley actual carece de medidas directamente vinculantes de prevención y sensibilización, tanto desde la esfera pública como en la privada, por lo que “creemos son necesarias acciones directas y estructurales y con presupuestos suficientes e inmediatos que permitan poder abordar nuevos programas de actuación más eficaces destinados a la prevención, sensibilización, educación e intervención, de forma realmente integral”.


Para Izquierda Unida de Ávila la “violencia de género forma parte de la estructura social, por lo que para erradicarla de manera seria y eficaz es necesario, como llevamos planteando décadas, un Pacto de Estado. Es imprescindible que en ese marco se modifique la actual ley, para que entre otras cuestiones se amplíe la estrecha definición de violencia de género que en la actual ley se incluye” y que actualmente únicamente se circunscribe a la violencia ejercida por la actual pareja o expareja.