La versión mala del Madrid también gana

El equipo de Ancelotti derrotó (1-2) a un combativo Córdoba con un penalti anotado por Bale sobre la bocina.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

CÓRDOBA: Carlos; Gunino, Pantic, Crespo, Edimar; Deivid, Rossi, Bebé, Cartabia; Ghilas y Florín (Vico, min. 80).

  

REAL MADRID: Casillas; Carvajal, Ramos, Varane, Marcelona (Coentrao, min. 72); Khedira (Illarramendi, min.63), Kroos, James (Jesé, min. 80); Bale, Benzema y Cristiano.

 

GOLES:

 

   1-0, min. 3. Ghilas (p).

   1-1, min. 27. Benzema.

   1-2, min. 89. Bale (p).

  

ÁRBITRO: Hernández Hernández (C. Canario). Amonestó a Rossi (min. 57) y expulsó a Fede Cartabia por doble amarilla (min. 60 y min. 88) por parte del Córdoboa y a Sergio Ramos (min. 3), Khedira (min. 63), Carvajal (min. 74) y expulsó a Cristiano con roja directa (min. 83) por parte del Real Madrid.

  

ESTADIO: Nuevo Arcángel.

  

INCIDENCIAS: Se llevó a cabo un minuto de silencio en honor a Francisco Calzada Ferrer 'Litri', ex empleado del Córdoba.

El Real Madrid se ha impuesto por la mínima (1-2) al Córdoba en el Nuevo Arcángel, en el partido correspondiente a la jornada 20 de la Liga BBVA, un choque muy malo de los blancos que salvaron los tres puntos sobre la bocina gracias a un penalti transformado por Gareth Bale.

  

El Madrid visitaba Córdoba con una semana de descanso a causa de la eliminación en Copa la pasada semana ante el Atlético de Madrid. Una jornada en la que no se le podían escapar los puntos al líder ante un equipo muy mejorado pero aún en los puestos bajos de la clasificación.

  

Los blancos, pese a no tener ningún compromiso entre semana salieron dormidos. El Córdoba pasó por encima de un Real Madrid desdibujado y que no se asentó en el partido en ningún tramo del mismo. Los viejos fantasmas volvieron en un mes de enero que parece ser eterno para los madrileños. La inseguridad en defensa y la falta de fluidez en ataque fueron los dos únicos aspectos que se pudieron destacar de los madrileños.

  

En la primera jugada del partido el Córdoba se adelantaba gracias a un penalti por mano de Sergio Ramos. Hernández Hernández que no pitó nada tuvo que ser avisado por su asistente. Ghilas, no fallaba y ponía sorprendentemente por delante a los verdiblancos. El Madrid tocaba remontada con la boca pequeña ya que sus esquemas se rompieron desde el primer minuto.

  

Con el paso del tiempo se esperaba alguna reacción por parte del conjunto merengue que nunca llegó. El Córdoba, muy eléctrico y vertical, seguía poniendo en muchos apuros a los blancos. Un incombustible Bebé y un aguerrido Florín, sostenían al cuadro cordobés ante un líder que empequeñecía con el paso de los minutos.

  

Pero la fortuna sonrió esta vez a los blancos que consiguieron igualar antes del descanso a balón parado. Un saque de esquina peinado por Bale al primer palo, lo remataría Benzema en el segundo tras un gran control entre varios defensas.

  

Más paciente salió el Madrid de vestuarios aunque con muy poca movilidad del esférico. En ataque, la escasa aparición de los laterales y la inseguridad defensiva permitían que el Córdoba se paseara por el terreno de juego a sus anchas y disfrutando de claras ocasiones de gol.

  

Los minutos pasaban y el Madrid, que seguía apático no supo encontrar la portería de Carlos con claridad y no terminaba de entrar en el partido pasada ya la hora de choque. En ese momento, Cartabria pudo adelantar a los andaluces pero su vaselina se estrellaba en el larguero.

 

EXPULSIÓN DE CRISTIANO Y GOL DE BALE

  

Se animó el Madrid en los últimos diez minutos, volcado en la portería del Córdoba que achicaba espacios sin dejar hacer a su rival. Primero Benzema avisaba con un gran disparo desde la frontal y luego Sergio Ramos mandaba alto un buen testarazo.

  

A falta de diez minutos una agresión de Cristiano Ronaldo sobre Edimar le mandaría a las duchas antes de tiempo. Pero el extremo galés del Real Madrid, Gareth Bale, en una trilogía daría los tres puntos a los suyos. El de Cardiff provocó una falta en la frontal que terminaría en mano y penalti de Fede Cartabria -expulsado por doble amarilla- que transformaría él mismo. Un gol que salva el peor partido de la temporada de los de Ancelotti y el liderato.

Noticias relacionadas