La vacunación contra la gripe reduce un 30% las hospitalizaciones de los mayores

Campaña de vacunación de la SEGG

Expertos avisan de que la tasa de vacunación de las personas de más de 65 años está "muy lejos" de los objetivos marcados por la OMS.

La vacunación frente a la gripe y al neumococo consigue reducir en un 30 por ciento la hospitalización de las personas mayores y hasta en un 50 por ciento las muertes causadas por esos virus y sus complicaciones, según ha asegurado este miércoles el presidente de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG), José Antonio López Trigo.


Por este motivo, la organización ha puesto en marcha una nueva campaña de vacunación con la que pretende concienciar a la población, especialmente a los mayores de 60 años y a los menores con enfermedades crónicas, de la importancia que tiene suministrarse estas vacunas, tanto para reducir la mortalidad como, también, para disminuir los ingresos hospitalarios, reducir costes al Sistema Nacional de Salud y, lo "más importante", mejorar su calidad de vida.

Y es que, sólo en España se producen entre 1.400 y 4.000 muertes al año causadas por la gripe y sus complicaciones. Además, según ha informado López Trigo, el año pasado fallecieron por esta causa 198 personas mayores de 60 años, un número que, a juicio de los expertos, podría reducirse con la vacunación.

De hecho, la pasada temporada 2012-2013, la cobertura vacunal de los mayores de 65 años se situó en el 59,1 por ciento, "muy lejos" del objetivo marcado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) situado en el 75 por ciento. "Nuestro objetivo es incrementar esta tasa porque va a reducir la mortalidad, la tasa de ingreso hospitalario y cualquier tipo de infección que puedan tener estas personas", ha apostillado el experto.

En este sentido, el coordinador médico-asistencial del servicio regional de Bienestar Social de la Comunidad de Madrid, Primitivo Ramos Cordero, ha recordado que la gripe puede causar neumonías, sinusitis, otitis, bronquitis o amigdalitis. Asimismo, el neumococo es el responsable de hasta el 50 por ciento de las neumonías extrahospitalarias adquiridas por adultos y hasta el 36 por ciento requieren hospitalización.

Por ello, la sociedad ha recomendado que en el mismo acto de la vacunación antigripal se administre también la vacuna contra el neumococo a todos los ancianos, revacunando a determinados grupos de riesgo, como los inmunodeprimidos, que se vacunaron hace más de cinco años.

"Las vacunas empiezan a hacer efecto a los 15 días de ser suministradas y su protección dura un año", ha aseverado el catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Barcelona y miembro del Grupo de Vacunas de la SEGG, Luis Salleras Sanmartín.

NIÑOS, ADULTOS, EMBARAZADAS Y PROFESIONAL SANITARIO

Ahora bien, a pesar de que los mayores son el principal grupo al que se le recomienda la vacunación, los expertos de la organización han destacado la importancia de vacunar también a los niños, ya que son en ellos en los que origina el contagio de estos virus, los adultos con enfermedades de base, las embarazadas y los profesionales sanitarios.

En concreto, tal y como ha señalado Salleras Sanmartín, es importante que las mujeres en periodo de gestación se vacunen ya que la gripe puede afectar tanto a su salud como a la de su hijo. Además, da inmunidad a la madre y los anticuerpos pasan al niño y lo protegen durante los primeros meses de vida. El periodo más recomendable es entre la 30 y 40 semana de embarazo.

Por otra parte, los especialistas han subrayado la necesidad de que el personal sanitario se vacune y han alertado de que el año pasado sólo lo hizo entre el 20 por ciento y el 30 por ciento. En este sentido, el catedrático de Medicina Preventiva ha informado de que en Estados Unidos se obliga a todo el personal sanitario hospitalario a vacunarse frente a la gripe, siempre y cuando no tengan ninguna contraindicación médica o religiosa.

"Los resultados en Estados Unidos están siendo fabulosos y el 98 por ciento de los médicos y personal sanitario está vacunado. No obstante, todavía no se ha demostrado que mejore la salid de los enfermos", ha apostillado el experto, quien ha recordado a los médicos españoles que vacunarse es un ejercicio "responsabilidad" con sus pacientes.

VACUNACIÓN CONTRA EL HERPES ZÓSTER PARA ADULTOS Y MAYORES

Por todo ello, la SEGG ha elaborado el documento 'Recomendaciones de vacunación para adultos y mayores 2013-2014' en el que los especialistas informan sobre todas las vacunas disponibles, entre las que se encuentran la vacuna contra el tétanos.

Asimismo, como novedad, este año el Grupo de Vacunas de la SEGG incluye la recomendación de la vacuna contra el herpes zóster para adultos y mayores. Se trata del virus de la varicela que, tras quedar acantonado en los ganglios sensoriales, espera el momento en el que un descenso de la inmunidad celular desencadene la reactivación del virus que provoca la característica "culebrilla" que, en pacientes inmunodeprimidos, la infección se puede extender y producir la enfermedad sistémica, envolviendo varios órganos y múltiples dermatomas, dando lugar al llamado zóster diseminado.

"No mata pero sí causa dolor y en un porcentaje de enfermos variable este dolor se puede volver crónico y causar complicaciones importantes a las personas mayores. Sin embargo, el zóster diseminado sí puede producir la muerte por encefalitis, hepatitis o neumonitis y cuenta con una mortalidad de entre el 5 y el 10 por ciento de las personas que lo padecen", ha explicado Salleras Sanmartín.

Este año la vacuna todavía no está disponible en España pero se espera que lo esté para la temporada 2014-2015 siendo ahí una vacuna a tener "muy presente" para recomendarla a las personas mayores. "Es una vacuna de la calidad de vida", ha zanjado el catedrático de Medicina Preventiva de la Universidad de Barcelona.