La USAL reconoce la labor del hispanista japonés Eikichi Hayashiya

El embajador y el rector de la USAL descubren la placa (Foto:F.Rivas)

Da su nombre a la biblioteca del Centro Cultural Hispano Japonés.

La biblioteca del Centro Cultural Hispano Japonés de la Universidad de Salamanca (USAL) llevará a partir de hoy el nombre del hispanista japonés y ex embajador de Japón en España Eikichi Hayashiya.

 

De esta forma, según ha explicado el director del centro, Ovidi Carbonell, se salda la “deuda” que tiene la institución académica con este hispanista japonés, doctor honoris causa de la USAL desde 2010, que fue estudiante de la USAL en la década de los 40 y “promotor” para que Salamanca albergase el Centro Cultural Hispano Japonés.

 

Al descubrimiento de una placa conmemorativa, que se podrá ver en los muros de la biblioteca, ha asistido el rector de la Universidad de Salamanca, Daniel Hernández Rupérez; el nuevo embajador de Japón en España, Kazuhiko Koshikawa; la vicerrectora de Internacionalización de la Universidad de Salamanca, María Ángeles Serrano; y Ovidi Carbonell.

 

En este acto, el actual embajador de Japón ha recordado que Hayashiya fue “un gran diplomático” y su “mentor”, y que Salamanca ha tenido cierto paralelismo en la vida de ambos, puesto que el homenajeado era embajador cuando el actual representante de Japón en España cursaba una beca como alumno en Salamanca.

 

Kazuhiko Koshikawa ha reconocido que Hayashiya fue “un verdadero maestro, brillante diplomático y destacado académico” que “siempre ha mostrado su amor por Salamanca y España”.

 

Precisamente, el actual embajador ha leído en este acto una carta escrita por Hayashiya, quien ha manifestado a través del papel su “más sincero agradecimiento” y sentir una “profunda emoción”.

 

El rector de la USAL ha señalado después del descubrimiento de la placa que este homenaje trata de reconocer “la enorme labor” realizada por el hispanista, quien fue, entre otras cosas, “determinante” para que Salamanca cuente en la actualidad con el Centro Cultural Hispano Japonés, al que el ex embajador donó una importante colección de obras, entre otras aportaciones.

 

A pesar de que ya han pasado años de su apertura y de la “avanzada edad” de Hayashiya, Daniel Hernández ha valorado que este japonés sigue siendo “un punto de encuentro” entre la USAL y su país y que “continúa colaborando estrechamente” con los proyectos que ambas partes pretenden llevar a cabo.