La Usal pide ayuda y apoyo para solventar sus problemas financieros

Imagen de archivo de un Consejo de Gobierno de la Usal

También se ha aprobado el anteproyecto de presupuesto del ejercicio 2015, que asciende a 200.276.805 euros, 7 menos que en 2014.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de Salamanca celebrado hoy ha aprobado una declaración institucional en defensa de la Universidad de Salamanca que pone de manifiesto los graves problemas a los que se enfrenta la institución, que incluso pueden comprometer su futuro y el de su entorno social y económico, solicitando en la misma el apoyo de todos los agentes socioeconómicos, tanto públicos como privados, para que promuevan las medidas que reviertan esta situación.

 

En los últimos años la Universidad de Salamanca ha perdido cerca de 350 trabajadores y ha sufrido una merma en la financiación que recibe para afrontar sus gastos de personal de más de 20 millones de euros. Teniendo en cuenta que su plantilla es una de las más envejecidas de todo el sistema universitario español, esto supone que es una de las que más capacidad pierde y de las más afectadas por la reducción de su presupuesto. Por ello, la declaración contempla, igualmente, solicitar el apoyo explícito de los agentes socioeconómicos a la denuncia del grave problema que puede llegar a suponer esta situación en un entorno que tiene en la Universidad uno de su más importantes activos.

 

En el Consejo de Gobierno celebrado en el día de hoy también se ha dado el visto bueno al anteproyecto de presupuesto del ejercicio 2015 que asciende a 200.276.805 euros, lo que supone siete millones de euros menos que en 2014, como resultado de una reducción en la recaudación por tasas, fundamentalmente, las asignadas a los cursos de adaptación que están ya en extinción. También se ha aprobado el techo de gasto situado en 223.703.356 euros, gracias a la posibilidad de ejecutar el remanente afectado no presupuestado, el promedio de las generaciones de crédito del periodo 2011-2014 y el remanente genérico de 2013.

 

En el ámbito de la Docencia se ha aprobado el calendario de actividades docentes para el nuevo curso que establece el inicio de curso para el día 21 de septiembre y plantea flexibilidad a los centros para ajustar los periodos de pruebas de evaluación y recuperación. También se ha dado visto bueno a la propuesta de oferta de plazas para iniciar estudios en las titulaciones de Grado y Máster Universitario para el curso 2015-2016 y a los parámetros de ponderación en la nota de admisión de las materias de bachillerato de la fase específica de la prueba de acceso a estudios universitarios del año 2016.

 

Asimismo, se ha aprobado la implantación de cinco programas de dobles grados cuyo objetivo es generar un calendario que permita cursar de modo simultáneo las titulaciones, mejorando así la oferta de titulaciones en la Universidad.  Las titulaciones son: Doble grado en Derecho y Criminología, Doble Grado en Información y Documentación y Ciencia Política y Administración Pública, Doble Grado en Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Electrónica, Doble Grado en Ingeniería Eléctrica e Ingeniería Mecánica y Doble Grado en Traducción e Interpretación y Derecho..

 

La reunión se ha completado con la actualización del sistema de garantías internas de calidad de las titulaciones de Grado y Máster Universitario, la elección de nuevos miembros para la Comisión de Doctorado y Postgrado y el nombramiento del profesor del Departamento de Física Aplicada, José Ignacio Íñigo de la Torre Bayo, para impartir la lección inaugural del curso 2015-2016.