La USAL apuesta por los libros electrónicos

La USAL multiplicará por diez sus fondos de libros digitales gracias a una inversión de 150.000 euros en lo queda de año
La Universidad de Salamanca (USAL) cuenta actualmente con un millar de libros académicos electrónicos y espera multiplicar esta cifra por diez en lo que queda de año gracias a una inversión extraordinaria de 150.000 euros.
 
Así lo han anunciado el vicerrector de Investigación y Transferencia, Juan Manuel Corchado, y el director del Servicio de Bibliotecas, José Antonio Merlo, quienes han mostrado el interés de la USAL por “seguir siendo un referente” en la disposición de este tipo de recursos para la comunidad universitaria.
 
Según han detallado, la institución académica salmantina fue “la primera” en disponer de una plataforma específica para la consulta en préstamo de contenidos electrónicos, conocida como Cielo y en la que se integrarán las nuevas adquisiciones.
 
José Antonio Merlo ha reconocido las “dificultades” que ponen algunas editoriales a la hora de vender estos ejemplares para el préstamo y no directamente al consumidor final, pero ha mostrado su satisfacción por la superación de manera paulatina de esas barreras a través de un sistema que cuenta con las mismas condiciones que la cesión temporal de los libros en papel.
 
El director del servicio de bibliotecas ha explicado que los ejemplares se pueden ver en linea o descargar durante un tiempo preciso y que luego caducan gracias a un sistema de garantías, como si se devolviesen al centro de préstamo en el caso de ser en formato físico. Además, solo se cede el número de copias con las que se cuente al mismo tiempo, es decir, no se presta la misma obra a dos usuarios si solo se ha adquirido legalmente un ejemplar.
 
En cuanto al programa de adquisición de nuevas obras, con una dotación económica extraordinaria de 150.000 euros para 2014, los responsables de la USAL han señalado que trata de actualizar la colección de monografías, que se ha reducido en los últimos años al reducirse la disposición económica para comprar libros.
 
También, el programa pretende facilitar esas obras a la comunidad universitaria, apoyar la edición digital y fortalecer los recursos de información de apoyo a la docencia y a la investigación disponibles en la red.
 
Respecto a la selección de las nuevas incorporaciones, han apuntado que la institución tratará de que sea la comunidad quien los elija, por lo que se abrirá un formulario para sugerir la compra de títulos, en la que se priorizará los que puedan ofrecerse desde la plataforma Cielo, los que lleguen en español y las que tengan “interés” para los universitarios, tanto para estudiantes como para profesores y para personal de administración y servicios.