La Universidad de Salamanca, la de Santo Tomás de Bucaramanga y la empresa Arvato crean un programa de intercambio académico

Foto: MJ Ruiz

Permitirá la colaboración en prácticas laborales en el ámbito de las plataformas de “contact center” de Arvato en ambos países.

La Universidad de Salamanca, la Universidad de Santo Tomás de Bucaramanga (Colombia) y la empresa Arvato han rubricado hoy en un acto en la USAL un convenio tripartito de intercambio académico y de colaboración en prácticas laborales en el ámbito de las plataformas de “contact center” de Arvato en ambos países.

        

El acuerdo ha sido suscrito por Daniel Hernández Ruipérez, rector en funciones de la Universidad de Salamanca; Alexander Weihe, director ejecutivo de Arvato; e Iñigo Arribalzaga, director General de Arvato Customer Services.

 

El objetivo es que los estudiantes, de 4º de Económicas de la USAL y de la Cátedra de BPO de la Universidad de Santo Tomás, puedan realizar una inmersión intercultural, académica y laboral en el país de destino. El promotor de este acuerdo ha sido Arvato Iberia, presente con varias plataformas de “contact center” en España y con una plataforma “offshore” en Bucaramanga operativa desde el verano de 2012 para atender a los clientes españoles de la multinacional alemana. 

 

En la puesta en marcha de la plataforma colombiana se detectó un paralelismo sociológico importante entre los profesionales de ambas ciudades: alto nivel académico fundamentado en la educación universitaria y un elevado apego a la ciudad, aunque con escasas oportunidades laborales. Arvato decidió entonces proponer a distintas universidades la posibilidad de becar a los mejores universitarios en su penúltimo curso para estudiar en la USAL y al mismo tiempo realizar prácticas en la plataforma de Salamanca, con un plan formativo que recorriera todos los puestos de un “contact center”. La Universidad de Santo Tomás fue muy receptiva y además propuso diseñar una cátedra de BPO en la rama de Negocio Internacional y Aravato acordó colaborar en el contenido de la citada cátedra, que lleva en marcha desde hace seis meses.

 

Al mismo tiempo, se iniciaron las conversaciones con la Universidad de Salamanca, con el Vicerrectorado de Relaciones Internacionales, la propia Fundación General y la Facultad de Económicas. La idea es un intercambio en el que el estudiante de Salamanca tiene la oportunidad de entrar en la Cátedra de BPO y hacer las prácticas formativas en Bucaramanga, y al volver poder optar por un puesto en la estructura de Salamanca sin pasar por el puesto de agente. Lo mismo le ocurriría al estudiante de la Universidad de Santo Tomás al volver a Bucaramanga.

 

El convenio convalida asignaturas en los países de destino y las prácticas en las plataformas les servirán en sus créditos académicos como la asignatura de prácticas. En enero de 2014 comenzará este primer piloto  con un estudiante de cada universidad y ambos contarán con una ayuda en ese semestre de 5.000 euros, seleccionándose en noviembre y diciembre los perfiles idóneos.

 

El fin que también se persigue es encontrar profesionales muy preparados que puedan liderar proyectos en los países de origen con la formación, la experiencia y el “know how” de trabajar de manera global. En el caso de los españoles, se trata de abrir puertas a mercados emergentes con una experiencia de inmersión intercultural, y en el caso de los colombianos aportar conocimiento de España para liderar el servicio en Colombia a los clientes de la multinacional en el mercado ibérico.

 

Para el Consejero Delegado de Arvato Iberia, Alexander Weihe, “este proyecto tiene matices muy importantes de responsabilidad social y de interculturalidad, muy en línea con las necesidades de las sociedades en las que desarrollamos nuestros negocios para generar profesionales competitivos y con una visión global”.