La Universidad Complutense aborda en Guisando el papel de la mujer en las artes escénicas

La localidad abulense de Guisando acoge el próximo 3 de julio la celebración del curso de verano de la Universidad Complutense de Madrid titulado 'La mujer en las artes escénicas' que estará dirigido por el abulense Eduardo Blázquez Mateos, profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y Esther Merino Peral, de la Universidad Complutense de Madrid.

Los contenidos de este curso están enfocados a narrar el protagonismo de la mujer en las Artes Escénicas, desde el Renacimiento al siglo XX, desde su participación en los Espectáculos de la Fiesta Barroca hasta las Coreografías de Pina Bausch. Un itinerario marcado por la representación mitológica y la configuración de los grandes personajes femeninos.

 

Sólo la Escenoplástica que fusiona retórica con iconología semiótica explica interrelaciones en el tiempo entre la novela fantástica de peregrinaje que ilustra el Polifilo, con el cine de Tim Burton y Coppola, la danza de Alexandre Benois y Fokine, la pintura de Friedrich y las máquinas de Francini, la revolución de Eisenstein y Van Hoogstrate.

 

Grandes estrellas como Nureyev bailando sobre escenarios arqueologizantes en la senda de restitución de la tradición de los santuarios grecorromanos y del clasicismo musical de la Antigüedad que posibilitó el nacimiento del Melodrama, habrían sido impensables sin las concomitancias del perfecto Cortesano de Baltasar de Castiglione, sin artistas de la mundanal Florencia del Gran Siècle que fue el Seicento Italiano, en el que no sólo vivieron pintores, sino también actores, músicos y bailarines excelentes en la misma persona como Cristofano Allori, que no habría sido lo mismo sin las prima donnas o divas, como la romana Anna Renzi, las francesas Catherine Desjardins o Madeleine Bèjart, actrices, cantantes y compositoras al tiempo como Virginia Andreini o Francesca Caccini, llamada “Checca”.

 

Ni hubiera sido posible el trabajo excepcional de Pina Bausch sin la definición de la figura del Coreógrafo. Y ahí radica el nexo que posibilita a la Historia del Espectáculo como fórmula de integración de las Artes y la figura del Escenógrafo como Artista Total, según afirmaba Curtius y todo ello dentro de la misma elucubración especulativa o síntesis escénica, en la que se integraban cultura y comportamiento social.



Jueves, 3 de julio

12.00 h. Esther Merino Peral. Universidad Complutense de Madrid. Ut pictura theatrum: la mujer en la escenografía barroca

13.00 h. Eduardo Blázquez Mateos. Universidad Rey Juan Carlos. La mujer y la Naturaleza en las Artes Escénicas

17.30 h. Visita con los ponentes-directores al Micro-Museo de Diosas y de Ninfas

18.30 h. Clausura y entrega de diplomas.