La UNESCO valora positivamente el estado del patrimonio abulense

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, en la presentación del informe de la UNESCO, junto a los concejales Héctor Palencia y Beatriz Jiménez, y la arqueóloga municipal, Rosa Ruiz Entrecanales.

El Ayuntamiento sigue trabajando en la declaración del patrimonio inmaterial como complemento a los monumentos ya declarados ya que consideran que van de la mano, a pesar de la dificultad que plantea por las restricciones de la organización internacional 

El alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto, ha presentado el informe periódico que cada seis años publica la UNESCO con el objetivo de valorar la situación de los monumentos declarados patrimonio de la humanidad con un balance que considera positivo para la ciudad de Ávila. Según explicó, “cumplimos con todos los parámetros que se han analizado” y “podemos tener la tranquilidad de estar en una ciudad que cuida mucho el patrimonio, porque entendemos que son nuestras raíces y porque entendemos que es una fuente de riqueza formidable, no sólo económica, sino también cultural y social”.

 

Este informe es una forma de controlar si los parámetros por los que se declaró patrimonio de la humanidad a los diferentes monumentos se siguen cumpliendo. Analiza globalmente los riesgos y las amenazas y la UNESCO trabaja con la información que le aporta el Ayuntamiento, lo que contribuye a valorar el estado de conservación de la ciudad y a analizar los valores por los que se declaró como tal, lo que, según García Nieto, “en nuestro caso están perfectamente consolidados”.

 

De forma paralela, el alcalde señaló que la gran apuesta del Ayuntamiento en este terreno es la de conseguir la declaración de patrimonio inmaterial de la humanidad de la mano de las construcciones ya declaradas, porque “es difícil de entender los monumentos patrimonio, como La Encarnación o San José, sin el hecho teresiano o el misticismo, por ejemplo”. Esta idea, según indicó García Nieto, “está ahí, pero no se han dado pasos administrativos. Han existido conversaciones, pero ahora es complicado, ya que la UNESCO está muy restrictiva en las declaraciones”, y concluyó diciendo que “es una idea en la que seguimos insistiendo y en la que seguiremos trabajando”.

 

El informe

 

La UNESCO realiza este informe gracias a los datos que se aportan de forma telemática desde el Ayuntamiento, que se unen a los del resto de ciudades que poseen la consideración de patrimonio de la humanidad, ya que la organización internacional responde a través de los Estados para todos los bienes particulares de las ciudades. Los datos son posteriormente analizados por un técnico del Ministerio de Cultura y desde la propia UNESCO.

 

Es la segunda vez que se realiza y se hace de forma conjunta con todos los bienes declarados en Europa y en Norteamérica. Al final, también sirve para compartir experiencias entre las diferentes ciudades y establecer una red de colaboración entre ellas.

 

En el informe se pueden encontrar valoraciones acerca de temas relativos a:

 

- Medidas legislativas y administrativas y datos específicos sobre los bienes.

- Estado de conservación y gestión de los monumentos.

- Factores externos que pudieran afectar a los bienes: urbanismo, transporte, infraestructuras hoteleras, industria, etc.

- Temas relativos a la contaminación y a la eficiencia energética en el tema de la luz.

- Una parte más social que afecta a los monumentos: religiosidad, espiritualidad, festivales, etc.

- Repercusión del turismo.

- Educación, siendo Ávila pionera con el único Programa Municipal de Educación para Niños reconocido por la UNESCO: Patrimonitos; y ahora además con programas para mayores.

- Y el empleo del logo de la UNESCO, cuidando su ubicación, ya que es obligatorio que esté visible, además de que es un valor añadido para la ciudad.