La última oleada de ataques de lobos en la provincia ha dejado un saldo de 16 animales muertos y 3 heridos

UCCL reclama a la Junta de Castilla y León la resolución de los expedientes de reclamaciones por ataques de lobos que la organización ha realizado ante dicha institución, en exigencia de responsabilidad patrimonial.

El último ataque de esta intensa oleada ha sido el rebaño de vacuno de Antonio Hernández Navas, en el término municipal de San Juan de la Nava, que por enésima vez ha vuelto a soportar los perjuicios económicos del lobo, de tal forma que en los últimos diez días ha sufrido dos ataques con el resultado de la muerte de un ternero de dos meses y medio de vida y graves heridas a dos terneros, de menos de dos meses de vida, los cuales sólo sobrevirarán a costa de elevadísimos gastos en cuidados y medicamentos. Los técnicos del Servicio Territorial de Medio Ambiente certificaron el viernes día 18 la muerte del ternero. Todos los ataques han tenido lugar en el paraje conocido como Navallanas.  Además, en el mismo municipio ha sido atacado el rebaño de otro ganadero, también de vacuno, el cual sufrió la muerte de un ternero de casi cuatro meses de edad. Todo ello ha ocurrido en las últimas dos semanas.


En el colindante término municipal de El Barraco, también en el mismo período de dos semanas, los lobos han causado la muerte de un ternero de pocos días de vida y la de una ternera de casi un año, así como graves heridas a una novilla de más de dos años.


Sin embargo, es el término de Santa Cruz de Pinares el más castigado. La explotación más afectada ha sido la de Miguel Ángel Pozo Lanchas, que desde el mes de septiembre de 2013 ha sufrido la muerte de 13 terneros y otras tantas ovejas. En cuanto a la última oleada, el jueves día 17 de julio sufrió la muerte de un ternero de dos semanas de vida, en el paraje Los Polvisos, y una semana antes la muerte de cinco ovejas. De ambos incidentes se dio parte a los servicios de Medio Ambiente y los técnicos levantaron las correspondientes actas.

 

También, en los últimos quince días,  otras tres explotaciones de ganado vacuno sufrieron sendos ataques, con el resultado de tres terneros muertos, todos con menos de 3 meses de vida, en el paraje de Horno Nuevo. Al menos dos de estos ataques fueron denunciados en Medio Ambiente y se realizó acta de ello.


En Herradón de Pinares, contiguo al de Santa Cruz, se han producido al menos dos ataques, el primero el día 3 de este mes, al paraje conocido como Umbría Grajeras, con el resultado de una res de ganado vacuno muerta, de dos meses de vida, y el segundo el día 15, en concreto en el paraje El Risco de la Trampa, en el que también murió una res de vacuno de solo medio mes de vida. Ambos casos han sido certificados por técnicos de Medio Ambiente.


El primero de los ataques de esta devastadora oleada tuvo lugar en Riofrío, también limítrofe con San Juan de la Nava, en cuyo término municipal murió el día 4 de julio una ternera de dos mees y medio de vida como consecuencia de las heridas causadas dos días antes por el ataque de los lobos. Así consta en las actas de las dos visitas realizadas a la explotación por técnicos del Servicio Territorial de Medio Ambiente.

 

UCCL vuelve a exigir a la administración regional que se haga cargo de todos los daños producidos por los lobos y demás animales salvajes, sin la necesidad de la contratación de seguro alguno, y que de una vez resuelva las más de 60 reclamaciones por ataques que UCCL ha realizado ante la Junta de Castilla y León, en exigencia de responsabilidad patrimonial, al amparo de lo contemplado en la Ley de Régimen Administrativo Común y en el Reglamento del Procedimiento para la Exigencia de Responsabilidad Patrimonial a las Administraciones Públicas.

 

Por otro lado, UCCL espera que" no quede en saco roto las promesas que políticos abulenses, entre ellos Díaz de Mera, hicieron en la campaña electoral en la campaña de las elecciones al Parlamento Europeo del pasado mes de mayo, en concreto en el municipio de Las Navas del Marqués, respecto a su trabajo en dicho parlamento para que el lobo al sur del Duero se considere especie cinegétic".