La UCAV colabora en un proyecto de mejora genética de la raza Avileña-Negra Ibérica

Cristina Meneses González, alumna de la UCAV, y Mar González Muñoz, directora de la IGP Carne de Ávila.

La Universidad Católica de Ávila (UCAV) está desarrollando un proyecto para mejorar el valor genético de la raza Avileña-Negra Ibérica, con la colaboración del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Agroalimentaria (INIA) y la financiación de la Asociación  Española de Criadores de Raza Avileña-Negra Ibérica.

El objetivo general del proyecto es la identificación de nuevos fenotipos para la mejora del valor genético de la raza autóctona bovina Avileña-Negra Ibérica. En concreto, se pretende maximizar la cantidad y calidad de la carne producida por esta raza. Así, en el marco de este proyecto, la alumna Cristina Meneses González, del Máster en Biotecnología Agroalimentaria, ha llevado a cabo su Trabajo Fin de Máster (TFM) "Validación de QTLs conocidos implicados en la calidad de carne del ganado vacuno de raza Avileña-Negra Ibérica en los músculosPsoas majoryFlexor digitorum".

 

Con él pretende la identificación y validación en la raza Avileña-Negra Ibérica de regiones del genoma (QTLs) asociadas con la calidad de carne, ya descritas en otras razas bovinas. Por tanto, el TFM presentado es un estudio necesario para poder establecer una selección genómica en la raza Avileña-Negra Ibérica encaminada a la mejora y selección de caracteres de calidad de carne.´ El TFM, dirigido por Clara Díaz Martín (INIA) y Carlos Romero Martín (UCAV), ha obteniendo la calificación de 9,5 (sobresaliente).

 

Este trabajo es fruto de la colaboración con la IGP “Carne de Ávila”.
La Raza Avileña-Negra Ibérica (raza ANI ) se dedica exclusivamente a la producción de carne de calidad, que desde el año 1990 está diferenciada por el Reglamento de Denominación Específica y el Consejo Regulador de “Carne de Ávila”. La IGP “Carne de Ávila” lleva más de 25 años certificando la calidad de la carne que ampara, y su producción ha ido incrementando, aunque en los últimos años es cuando se ha producido el mayor crecimiento. En los últimos 8 años ha pasado de certificar 206 toneladas de carne en el año 2007 a 1.498 toneladas, el pasado año 2015 (www.carnedeavila.org), lo que corrobora el incremento de la demanda de productos cárnicos de calidad. Estos precedentes justifican el aumento en la demanda de carne de calidad certificada, como se anotó anteriormente en el caso de los productos de la IGP “Carne de Ávila”. Así, la selección de caracteres de calidad de la carne, lleva siendo desde hace años, objetivo de mejora tanto en el sector vacuno en general, como en la raza ANI en particular.

 

Pero no es únicamente un objetivo buscado por consumidores, sino que también lo es de productores, ganaderos que explotan la raza ANI, donde se puso de manifiesto que una parte de los productores quieren tener este valor añadido de su producto en un mercado tan competitivo donde las bajas conformaciones de las canales de las razas autóctonas españolas tienen que verse compensadas por su valor añadido que es la calidad de la carne, en concreto en la raza ANI. Estos mismos productores son aquellos que producen carne bajo el etiquetado de la IGP “Carne de Ávila”. La  calidad de carne es un carácter de interés para beneficiarse de las ventajas de la selección genómica.