La tendencia de reducción de víctimas por accidentes de tráfico se mantiene en 2012

A falta de conocer el balance de accidentes de esta Navidad, previsiblemente el 2012 se convertirá en el noveno año consecutivo en el que se consigue reducir la cifra de víctimas mortales, manteniendo la tendencia de reducción de accidentes que se inició en 2004 y que ha hecho pasar a España de la cola de los países europeos en materia de seguridad vial a ocupar los primeros puestos.
MADRID, 27 (EUROPA PRESS)



A fecha 11 de diciembre --última para la que hay datos disponibles-- se habían dejado la vida en las carreteras 1.235 personas, 173 menos que el año pasado (un 12,2% menos), según el indicador rápido a 24 horas que ofrece la DGT. Todavía queda por ver qué ocurre en Navidades, una fecha especialmente sensible por el elevado número de desplazamientos (16 millones previstos), aunque previsiblemente este año se mantendrá la tendencia de mejora.

Para que sucediera lo contrario, en los días que quedan para cerrar el año deberían fallecer en las carreteras 249 personas, más de 12 personas al día, mientras que en lo que va de año la media de muertos en accidentes de tráfico ha sido de algo más de 3 personas al día.

El balance por meses también es positivo. Entre enero y noviembre, se ha logrado reducir la cifra de víctimas mortales en nueve meses (enero, febrero, marzo, mayo, julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre), mientras que las cifras empeoraron respecto al año pasado en abril y junio (seis muertos más en cada mes).

Preguntado por este balance, el presidente de la Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes de Tráfico (DIA), Francisco Canes, ha destacado a Europa Press que en 2012 continúa un "importante descenso de la siniestralidad" y ha valorado que, con menos recursos económicos y de personal, "sin grandes titulares, se mantenga la disminución de los accidentes". "Es un indicador claro de un trabajo efectivo", ha señalado.

Asimismo, ha aplaudido el nuevo método de contabilización de víctimas, que ha tachado de "un paso adelante" para "ajustar las cifras a la realidad", y el cambio en el examen teórico, mientras que ha lamentado que "la complicidad" de los medios de comunicación en el impulso de las políticas de seguridad vial se haya quedad en un segundo plano.

Por su parte, el presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), Mario Arnaldo, ha vinculado el descenso de víctimas mortales durante 2012 a la crisis económica, especialmente debido al "menor número de desplazamientos", y ha advertido de que se está produciendo "una desaceleración" en cuanto a la reducción de víctimas en comparación con el año pasado.

Igualmente, ha señalado que el año 2012 "ha estado marcado por las restricciones presupuestarias en materia de seguridad vial" y también las reducciones en inversiones en infraestructuras, tanto en construcción como en mantenimiento. En este sentido, ha indicado que durante este año la inversión en creación de infraestructuras ha caído un 68 por ciento y en mantenimiento, un 32 por ciento.

TENDENCIA DE NUEVE AÑOS

Si finalmente el 2012 se cierra con un descenso, se convertiría en el noveno año consecutivo en el que se consigue reducir el número de víctimas mortales después de que 2004 iniciase una tendencia decreciente que se ha mantenido desde entonces. En 2011 se dejaron la vida en las carreteras y calles españolas 2.060 personas, un 13 por ciento menos que en 2010, según el nuevo sistema de contabilización de víctimas presentado por Tráfico en noviembre.

Esta cifra dista mucho de las 9.344 personas que se dejaron la vida en 1989, el peor dato desde 1965. Tampoco la tendencia ha sido siempre ha reducir el número de víctimas, aunque en los últimos años se esté viviendo un periodo largo de descenso. Desde una perspectiva histórica, la DGT distingue un periodo alcista entre 1983 y 1989, que fue seguido por otro de descenso, entre 1990 y 1994.

A esta fase le siguió otras de estancamiento, entre 1995 y 2003, en el que las víctimas se mantuvieron entre las 5.000 y 6.00 al año, y finalmente la actual fase, en la que se han ido batiendo record hasta superar las cifras de fallecidos en accidentes registrados en 1965, cuando se empezó a contabilizar las víctimas y cuando el parque automovilistico era mucho menor que el actual.

Todos estas cifras se refieren al indicador a 30 días, que se utiliza en Europa y que incluye las personas que han fallecido en los 30 días posteriores al accidente de tráfico en vía urbana y en carretera. No obstante, el dato que la DGT ofrecerá en enero recoge el indicador rápido, de las 24 horas posteriores al accidente, en vías interurbanas, ya que el indicador a 30 días tarda meses en poder elavorarse.

En 2012, la directora de Tráfico, María Seguí, se ha comprometido a poner los medios para poder ofrecer antes el indicador a 30 días y adecuarlo más "a la realidad", incluyendo datos provenientes de fuentes hospitalarias con cifras de heridos y un seguimiento real de la evolución que ha seguido cada víctima. De hecho, ya la cifra a 30 días de los accidentes de 2011 se ofreción con este nuevo sistema en el Congreso en noviembre.