La técnica que deja moratones en el cuerpo de Phelps no es recomendable

Michael Phelps en plena sesión de cupping (Foto: Europa Press)

Esta técnica, conocida como 'cupping', sirve para evitar contracturas pero es extremadamente peligrosa si no se tiene una musculatura brutal como la del nadador. 

El secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), José Santos, ha avisado de que la técnica del 'cupping', utilizada por el nadador Michael Phelps, no tiene evidencia científica de los beneficios que, en comparación con otras terapias, pueden aportar a la musculatura.

 

Estos días este tratamiento ha cobrado celebridad después de que el nadador apareciera en los Juegos Olímpicos de Río con moratones producidos por el 'cupping' que consiste en succionar una parte del cuerpo para aumentar la circulación sanguínea en la zona y reducir una contractura muscular.

 

"Es una terapia milenaria que se utiliza desde la Mesopotamia y actualmente se sigue usando en terapias complementarias por diferentes modos. Lo que hace es una succión de la parte del músculo buscando aumentar la circulación sanguínea, que se vaya el dolor y reducir una contractura muscular", ha explicado.

 

Ahora bien, Santos ha insistido en que no hay evidencia científica sobre sus beneficios y que, por tanto, estos son más bien sugestivos. En este sentido, ha alertado de los hematomas que produce, destacando la necesidad de que, en el caso en el que se vaya a someter a este tratamiento, se realice por un profesional especializado y con máquinas que controlen la succión.

 

PUEDE CREAR AMPOLLAS

 

Además, ha desaconsejado su uso a las personas que utilizan el anticoagulante 'Sintrom' o tienen una capilarización frágil ya que los hematomas que origina pueden doler mucho más que la propia contractura muscular. "Han habido casos de una succión exagerado que al final les han creado ampollas, incluso con pus, lo que puede derivar en un problema grande", ha recalcado el experto.

 

Ahora bien, el 'cupping' se suele usar para el tratamiento alrededor de cicatrices o quemaduras para mejorar la elasticidad de la piel y la circulación sanguínea. Sin embargo, el experto ha reiterado que los problemas que provocan los hematomas son mayores que los beneficios de someterse a esta técnica.

 

"Phelps tiene una musculatura brutal y puede tener cierto aguante, pero en una persona medicada con 'Sintrom' es más el prejuicio que se le va a hacer con el hematoma y sus consecuencias que los beneficios que aporta a la hora de aliviar la contractura muscular. Y es que, hay otras técnicas con muchas más evidencia científica que consiguen quitar una contractura muscular con menos dolor y menos molestias", ha argumentado.

 

Finalmente, Santos ha asegurado que esta técnica, aunque se esté poniendo de moda en Estados Unidos, está en desuso porque se ha demostrado que hay otras técnicas más eficaces.

Noticias relacionadas