La tasa de paro juvenil cae al 54,3% en el tercer trimestre y el paro de larga duración sube levemente

A pesar de este repunte del desempleo entre los jóvenes, la tasa de paro juvenil retrocedió hasta el 54,37% al término del segundo trimestre, frente al 56,13% del trimestre anterior, hecho que se explica por el fuerte repunte experimentado por la población activa juvenil.

El número de jóvenes en paro menores de 25 años aumentó en 9.800 personas en el tercer trimestre, lo que supone un 1% más que en el trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 943.100, de acuerdo con los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el INE.


En concreto, el número de activos menores de 25 años creció en 71.800 personas, un 4% más en relación al mes anterior, lo que situó el número total de activos en este colectivo en 1.734.300.

Ahora bien, en comparación con el tercer trimestre de 2012, la tasa de paro juvenil es dos puntos superior (52,34% hace un año, frente al 54,37% de este trimestre), y ello pese a que en el último año el desempleo juvenil se ha reducido en 27.100 desempleados (-2,8%). Ello es consecuencia de las mencionadas variaciones de la población activa.

Los jóvenes y los parados de larga duración (más de un año en el desempleo) están siendo uno de los colectivos más castigados por la crisis.

De los más de 5,9 millones de parados contabilizados en España al finalizar septiembre, el 16% son jóvenes menores de 25 años y el 49,1% son parados de larga duración.

En el tercer trimestre, el número de parados de larga duración aumentó levemente, en 1.300 desempleados (+0,05%), hasta situarse en 2.898.900 personas. En el último año, los parados de larga duración han aumentado en 322.800 personas (+12,5%).