La tasa de ahorro de los hogares bajĂł 2,3 puntos en 2011, hasta el 11,6%

Este descenso fue consecuencia del aumento del gasto en consumo final (3%) superior al de la renta disponible bruta (0,4%)

La tasa de ahorro de los hogares e instituciones sin fines de lucro cayĂł 2,3 puntos en 2011 y se situĂł en el 11,6% de su renta disponible, la mĂĄs baja desde 2007, tras alcanzar en 2009 el mĂĄximo histĂłrico (cerca del 19% de su renta disponible).

Este descenso fue consecuencia del aumento del gasto en consumo final (3%) superior al de la renta disponible bruta (0,4%), segĂşn ha informado este martes el Instituto Nacional de EstadĂ­stica (INE).

El valor total de ahorro de los hogares espaĂąoles se situĂł en 81.900 millones de euros en 2011 y su capacidad de financiaciĂłn alcanzĂł los 24.946 millones de euros, el 2,3% del PIB.

El ahorro generado por los hogares, unido a un saldo positivo de 4.793 millones de euros por las transferencias netas de capital percibidas, permitiĂł financiar el flujo de inversiĂłn de este sector, que alcanzĂł los 61.747 millones de euros el aĂąo pasado, un 3,5% menos que en 2010.

La necesidad de financiaciĂłn de las AAPP se reduce
Por su parte, las administraciones pĂşblicas registraron el aĂąo pasado una necesidad de financiaciĂłn de 91.420 millones de euros, dato equivalente al 8,5% del PIB y, segĂşn el INE, "estrictamente coherente" con el transmitido el pasado 31 de marzo a las autoridades europeas en el marco del Protocolo sobre dĂŠficit excesivo.

La necesidad de financiaciĂłn de las administraciones pĂşblicas ha pasado de los mĂĄs de 98.000 millones de euros de 2010 a mĂĄs de 91.000 en 2011, una disminuciĂłn que se debiĂł al aumento de la renta disponible (4,3%) debido, principalmente, al descenso del gasto en consumo (1,8%) y a una menor inversiĂłn (30,3%), que compensaron el descenso de la renta disponible de las administraciones pĂşblicas (5,2%), permitiendo una mejora en la necesidad de financiaciĂłn de 6.798 millones de euros.

Por lo que respecta a las sociedades no financieras, su renta disponible aumentĂł en 2011 un 12,1%. El aumento del 10,6% del excedente de explotaciĂłn y la disminuciĂłn de las transferencias corrientes netas pagadas (3,9%) compensaron tanto el descenso de las rentas netas de la propiedad recibidas (5.549 millones de euros menos que en 2010) como el aumento del pago del impuesto sobre sociedades (7,2%).

Este resultado, junto con el saldo neto de transferencias de capital recibidas, fue suficiente para financiar el volumen de inversiĂłn del sector, que fue un 3,2% mayor que en 2010, y obtener una capacidad de financiaciĂłn de 16.769 millones de euros, el 1,6% del PIB.

Finalmente, las instituciones financieras presentaron una capacidad de financiaciĂłn el pasado aĂąo de 13.479 millones de euros, un 1,3% del PIB.

Cae la financiaciĂłn procedente del exterior
Como resultado agregado, en el aĂąo 2011 la economĂ­a espaĂąola necesitĂł financiarse del exterior en una cantidad de 36.226 millones de euros, el 3,4% del PIB, cifra seis dĂŠcimas inferior a la del aĂąo 2010.

La disminuciĂłn de la necesidad de financiaciĂłn de la economĂ­a entre 2010 y 2011 en 5.542 millones de euros se explica por la mejora del saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios con el resto del mundo en 15.872 millones de euros, que compensa el empeoramiento de la balanza de rentas y transferencias corrientes y de capital en 10.330 millones de euros.

TambiĂŠn cae el ahorro en el cuarto treimestre
En el cuarto trimestre de 2011, la tasa de ahorro de los hogares espaĂąoles alcanzĂł el 16,3% de su renta disponible, lo que supone 2,1 puntos menos que hace un aĂąo.

La renta disponible de las familias, por su parte, disminuyĂł un 1,5%, lo que supone 2.759 millones de euros menos que en el mismo trimestre del aĂąo precedente.

Esta caĂ­da se debe a la disminuciĂłn del saldo de rentas primarias (del 1,5%) debido tanto al descenso de la remuneraciĂłn de los asalariados (del 2,1%) como al saldo de rentas de la propiedad (intereses o dividendos, entre otros) recibidas (del 4,2%), que no se vieron compensados por el aumento (0,2%) del excedente de explotaciĂłn y renta mixta.

Por otro lado, el descenso del saldo de rentas primarias se contrarresta en parte por un crecimiento de las prestaciones sociales recibidas por los hogares (2,3%), superior al de las cotizaciones pagadas (1,2%). Los impuestos sobre la renta y patrimonio, entre otros, pagados por los hogares se mantuvieron en el mismo nivel que el del cuarto trimestre de 2010.