La superficie de patata sembrada en Salamanca se reduce en 500 hectáreas en 2015

Los agricultores de la provincia sembraron en 2014 4.800 hectáreas del tubérculo por excelencia por las 4.300 del ejercicio 2015. La Junta recomienda prudencia y adaptación a las necesidades del mercado.

 

RIEGO

 

Otro de los apartados que se incluyen en esta nueva edición del Boletín de la Patata está dedicado a la optimización del riego en este cultivo. Se explican los principales factores a tener en cuenta, los diferentes sistemas de riego y las dosis apropiadas para cada superficie y variedad.

 

El riego en la producción de la patata supone, aproximadamente, un 15 % de los gastos totales de explotación. Por ello, resulta conveniente conocer y valorar el plan de riego de las explotaciones para poder hacer una mejor gestión del agua y que ello repercuta positivamente sobre los rendimientos de la explotación.

 

CONCLUSIONES

 

La Consejería de Agricultura y Ganadería traslada a los productores de patata la conveniencia de que los arranques se desarrollen de forma ordenada. Para ello, el agricultor debe seguir las recomendaciones del operador comercial que es el que conoce la demanda del mercado y adecuar los tiempos.

 

Otra de las conclusiones que expone el número 11 de esta publicación es que la constitución de la Interprofesional de la Patata de Castilla y León supone un hito fundamental en la estructuración del sector regional de la patata.

La Consejería de Agricultura y Ganadería está enviando estos días una nueva edición del Boletín de la Patata en el que se explica a los productores la situación en Europa, España y Castilla y León, la coyuntura del mercado, las conclusiones de ‘AgroHorizonte 2020’ y cómo optimizar el riego en el cultivo de la patata. Además, entre las recomendaciones que inlcuye se destaca la importancia de que los productores comiencen los arranques en sus explotaciones cuando su operador comercial se lo indique para conseguir que el proceso de arranque se desarrolle a medida que el mercado absorbe la producción.

 

El Boletín de la Patata se envía a los principales agentes del sector, a los 3.300 agricultores de Castilla y León que cultivan más de media hectárea de este tubérculo, a los principales operadores de patata de la Comunidad (más de 60 empresas) y a los responsables de compra de las principales cadenas de distribución.

 

Los boletines informativos, creados como una de las medidas del Plan Estratégico de la patata, tienen como principal objetivo ofrecer información útil a los productores en la toma de decisiones en las explotaciones de la Comunidad.

 

La nueva edición de este Boletín aborda la situación en Europa, España y Castilla y León, la coyuntura del mercado, ‘AgroHorizonte 2020’, el riego en el cultivo de la patata y finaliza con las conclusiones.

 

EUROPA Y ESPAÑA

 

La campaña de comercialización de patata en Europa ha sido difícil debido a los bajos precios registrados en todo el continente. Esta situación tendrá influencia en la presente campaña.

 

Debido a esta situación, los productores europeos han aumentado el interés por los contratos como respuesta a la debilidad que ha manifestado el mercado libre en la campaña 2014.

 

En la mayor parte de los países productores de patata se ha registrado una disminución de la superficie destinada a este cultivo aunque en los países mediterráneos los buenos rendimientos que se esperan hacen que la producción vaya a ser similar a la del pasado año.

 

En España, las 73.178 hectáreas sembradas de patata, suponen una disminución del 3,4 % de la superficie destinada al tubérculo respecto al año 2014.

 

CASTILLA Y LEÓN

 

 

La superficie sembrada de patata en Castilla y León alcanza las 19.164 hectáreas, lo que supone un 7,4 % menos que la registrada el pasado año. Respecto a la producción, el desarrollo de los cultivos es bueno en todas las zonas productoras. Estos datos hacen que la Comunidad se mantenga como la principal región productora de patata a nivel nacional.

 

Por provincias, lo más destacable es la disminución de superficie cultivada en las provincias de Zamora, Segovia y León respecto al año 2014. Palencia es la única que presenta un ligero incremento sobre la pasada campaña.

 

En Salamanca, la superficie sembrada asciende en 2015 a 4.300 hectáreas, por las 4.800 del ejercicio 2014, lo que supone un descenso del 10%. No en vano, y pese a estas cifras, los agricultores salmantinos son los segundos que más siembran de la Comunidad después de Valladolid.

 

MERCADO

 

Los precios pagados en la campaña de comercialización de la patata, según los datos publicados por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se han situado por encima de los registrados en la campaña anterior desde el inicio de ésta.

 

En estos momentos están comenzando los arranques en Castilla y León y los precios se sitúan, en función de calidades y variedades, entre los 20 y los 14 céntimos de euro.

 

Respecto a la climatología, la ola de calor de las últimas semanas y las tormentas registradas en Castilla y León a finales de julio van a afectar a los rendimientos, aunque en general los datos de los primeros arranques son aceptables situándose entre las 40 y las 42 toneladas por hectárea.

AGROHORIZONTE 2020'

 

El trabajo realizado en el ámbito de la estrategia ‘AgroHorizonte 2020’ para el sector de la patata, tanto para la producción como para la industria agroalimentaria, determinó que había que poner en marcha las siguientes actuaciones:

 

- Creación de una interprofesional de la patata en Castilla y León.

 

- Creación de una marca colectiva denominada ‘Patata de Castilla y León’.

 

- En las ayudas a la primera instalación se primará la incorporación de jóvenes que planteen en su plan de explotación el cultivo de la patata y cultivos hortofrutícolas.

 

- Priorizar las inversiones dirigidas a almacenar patata que permitan incrementar el periodo de suministr.

 

- Otorgar preferencia en la financiación a empresas del sector de la patata, hortofrutícola y nuevos cultivos como sector estratégico.

 

- Priorizar las actividades de formación.

 

- Impulso de las actividades de I+D+i.

 

- Apostar por la calidad para mejorar la competitividad.

 

- Promocionar fórmulas alternativas de comercialización.