La soja puede proteger a las mujeres menopáusicas contra la osteoporosis

La menopausia es un periodo complicado para la mujer a muchos niveles. Por ejemplo, la debilidad de los huesos es un transtorno común y grave, de ahí la necesidad de una dieta proteíca que incorpore soja e isoflavonas.


Comer una dieta rica en proteína de soja e isoflavonas puede proteger a las mujeres menopáusicas del debilitamiento de los huesos y la osteoporosis, según los resultados de un estudio preliminar que se presenta en la Conferencia Anual de la Sociedad de Endocrinología, que se celebra en Edimburgo, Escocia.

 

La osteoporosis es un trastorno común en el que los huesos se vuelven frágiles y se pierde tejido, causando 9 millones de fracturas en todo el mundo cada año. En las mujeres, se produce con mayor rapidez la pérdida ósea en los años inmediatamente después de la menopausia, ya se que produce menos cantidad de la hormona estrógeno, que protege contra la pérdida ósea.

 

Los alimentos de soja contienen productos químicos conocidos como isoflavonas que son similares en estructura a los estrógenos y, por ello, podrían proteger teóricamente a las mujeres contra la osteoporosis imitando la acción del estrógeno.

 

En este estudio, científicos de la Universidad de Hull, en Reino Unido, dieron a 200 mujeres en la menopausia temprana un suplemento diario que contenía proteína de soja con 66 mg de isoflavonas o un suplemento con sólo proteína de soja durante seis meses y estudiaron los cambios en la actividad de la médula de las mujeres midiendo ciertas proteínas (betaCTX y P1NP) en la sangre.

 

Los investigadores hallaron que las mujeres que seguían la dieta de soja con isoflavonas tenían niveles significativamente más bajos de betaCTX que las mujeres que tomaron sólo soja, lo que sugiere que su tasa de pérdida ósea se estaba reduciendo y rebajando su riesgo de desarrollar osteoporosis. También encontraron que las que toman la proteína de soja con isoflavonas presentaban menor riesgo de enfermedad cardiovascular que las de la soja sola. 

 

"Hemos encontrado que la proteína de soja y las isoflavonas son una opción segura y efectiva para mejorar la salud ósea en las mujeres durante la menopausia temprana. Las acciones de la soja parecen imitar las de los medicamentos convencionales para la osteoporosis", afirma el autor principal del estudio, Thozhukat Sathyapalan. 

 

"Los 66 mg de isoflavonas que utilizamos en este estudio equivalen a comer una dieta oriental, que es rica en alimentos de soja. En contraste, sólo tenemos alrededor de entre 2 y 16 mg de isoflavonas de promedio en la dieta occidental", lamenta este experto. "Complementar nuestra comida con isoflavonas podría conducir a una disminución significativa en el número de mujeres que son diagnosticadas con osteoporosis", agrega.