La socialista Mercedes Martín denuncia recortes en el programa de detección precoz del cáncer de mama

La secretaria de Sanidad de la Comisión Ejecutiva Autonómica del PSOE de Castilla y León y procuradora en las Cortes, Mercedes Martín, ha calificado como una “temeridad” la decisión de la Consejería de Sanidad de retrasar de 45 a 50 años la edad de las mujeres que pueden beneficiarse del programa de detección precoz del cáncer de mama, que viene aplicándose desde inicios de la década de los años 90

Desde su punto de vista, “es un hachazo más de la Junta de Castilla y León al sistema público de sanidad, detrás del cual se ocultan nuevos recortes sociales, corroborando que el PP antepone los intereses económicos a la salud de los ciudadanos, en este caso las mujeres”.

 

Mercedes Martín ha recordado que, según los expertos, el 30 por ciento de los casos de cáncer de mama se detectan en mujeres menores de 50 años, por lo que “la decisión de la Junta constituye un atropello intolerable y peligroso”, puesto que “si bien no se puede evitar la aparición de un cáncer de mama, si resulte fundamental una detección precoz para curarlo con garantías”.

 

A su juicio, la actitud de la Consejería de Sanidad “es un claro seguidismo de las irresponsabilidades de la ministra de Sanidad”, al tiempo que ha manifestado que “ya está bien de jugar con la salud de los ciudadanos de Castilla y León y de la provincia de Ávila”.

 

Mercedes Martín ha dicho también que el Grupo Parlamentario Socialista en las Cortes de Castilla y León “está al lado de las mujeres” y en este caso concreto “utilizará todos los instrumentos a su alcance para que el programa de detección precoz del cáncer de mama se aplique como ha venido haciéndose hasta ahora, en mujeres de 45 a 69 años”.